3.8 C
Caceres
miércoles, febrero 28, 2024

Hombres y mujeres de honor

Desde mi ventana Carmen Heras Siempre que se inicia una huelga, una manifestación, una tarea, una algarada… lo importante es, además de lo que se consiga,...

La mala educación

Desde mi ventana Carmen Heras No creo que el problema de la Educación se resuelva mientras no se involucre al profesorado. En todos los niveles: primaria,...

La conveniencia de un buen cambio

Desde mi ventana Carmen Heras No entiendo la vida sin evolución. Si en lo personal nacemos, crecemos y nos desarrollamos, parece absurdo creer que pueda no...

A conveniencia

Desde mi ventana Carmen Heras Los humanos solemos darnos cuenta muy tarde de lo que de verdad nos conviene. Bajo un planteamiento etéreo de cariño a...

Esos libros chiquitos

Desde mi ventana Carmen Heras Reconozco que me gustan los textos cortos, pero no por pereza de leerlos o porque cualquier trama me parezca intrincada de...

Solos o en compañía de otros

Desde mi ventana Carmen Heras Hay personas que navegan por la vida como si de galeones viejos se tratase. Ya saben, esos barcos a vela, robustos...

Un mundo sin piedad

Desde mi ventana Carmen Heras Durante muchos años en mis viajes a Galicia, he pasado por Tábara, el pequeño pueblo zamorano donde nació León Felipe, poeta...

Los límites de la indiferencia

Desde mi ventana Carmen Heras ¿Saben, amigos? Somos tan rabiosamente humanos que incluso en los momentos de fuerte dolor, una sencilla sopa puede (aunque sólo sea...

La España de las dos velocidades

Desde mi ventana Carmen Heras Ignacio de la Torre, economista y profesor de IE Business School, escribe un interesante artículo sobre los problemas de la metropolización...

El pulpo no es un animal de compañía

Desde mi ventana Carmen Heras Desconozco si es cierto aquello que cuenta una leyenda urbana, oída por ahí. La que dice que para conceder algunos premios...

Obligaciones en la Universidad

Desde mi ventana Carmen Heras Resulta que el sábado asistí atónita a la intervención on line de una comentarista en un programa de máxima actualidad. Ella...

¡Caramba con las leyes del péndulo!

Desde mi ventana Carmen Heras En esta época de tanto protagonismo del “buen relato” en cualquier “sucedido”, y tal como yo lo veo, lo primero de...

Pues no diré yo…

Desde mi ventana Carmen Heras Las sociedades del bienestar tienen muchas virtudes, pero también tienen sus vicios. Sabido es que, al niño harto de comida, cualquier...

Abandonar un cargo, un puesto

Desde mi ventana Carmen Heras Todas las despedidas felices se parecen; las infelices lo son cada una a su manera. Permítanme que remede el inicio de Ana...
parking

¡No me venga usted con esas!

Desde mi ventana Carmen Heras Hace muchos años, un amigo mío pasaba por Cáceres antes de volver a su casa en un pueblo de Badajoz. Le...
Alfonso Guerra

Tiempo de prodigios

Desde mi ventana Carmen Heras En una época de mucho poder del partido socialista se hizo viral (aunque entonces no existían las redes como ahora) la...

De hacedores y peloteros

Desde mi ventana Carmen Heras Esta es la historia que escuché de mis mayores: A la aldea llegó un joven sacerdote, recién salido del Seminario. Lo...

Estas campañas…

Desde mi ventana Carmen Heras Mi amiga tenía un profe en Preuniversitario al que todos los alumnos llamaban “El Faroles”, por lo exagerado. Cada vez que...