Medio millón de euros para mejorar el bienestar de las personas mayores en Cáceres

El Ayuntamiento de Cáceres está preparando un paquete de medidas dirigidas a las personas mayores de la ciudad. Va a destinara este plan para los mayores medio millón de euros euros del total de 1,5 millones de euros que está previsto destinar a asuntos sociales en el plan de emergencia que se diseñará tras la crisis del coronavirus. 

Algunas de las medidas ya se están llevando a cabo durante el confinamiento. En cambio,  otras se implementarán después de la crisis sanitaria para paliar la situación en la que va a quedar este colectivo. De esta forma, se mejorarán algunos servicios como la teleasistencia o la fisioterapia. También va a ponerse en marcha un servicio de comida a domicilio, entre otras iniciativas.

“Las personas mayores están pasando un momento durísimo y trágicamente difícil en las residencias de mayores… pero también quienes viven en sus casas y están solas”, ha resaltado el alcalde, Luis Salaya, este miércoles en una rueda de prensa online.

En este sentido, con este medio millón de euros se empleará se va a incrementar y reforzar el funcionamiento de los dispositivos de teleasistencia domiciliaria, además de monitorear a personas mayores a través de dispositivos electrónicos. Igualmente, se trasladarán al ámbito domiciliario servicios de rehabilitación, terapia ocupacional, higiene, etc.

Salaya ha explicado que, una vez se vayan relajando las medidas de confinamiento, se empezarán a prestar algunos de estos servicios como el de rehabilitación. Hay que saber que el aislamiento y la falta de actividad física pasará factura a muchas personas mayores.

A la vez, se está colaborando con la red de voluntarios RedCor y con hosteleros de la ciudad, en un servicio de cátering para personas que lo necesiten. Se reforzarán también los servicios de respiro familiar para cuidadores y se ampliarán las medidas de conciliación en familias monoparentales. Cabe resaltar que, a juicio del alcalde, la situación cuando acabe todo esto “será más complicada que cuando empezamos”. Por esta razón, la respuesta del Ayuntamiento “tiene que ser tajante y contundente”, ha subrayado.

Po último, para tratar de amortiguar la situación de las familias, se ha pedido al Organismo Autónomo de Recaudación y Gestión Tributaria (OARGT) que se retrase el cobro del IBI hasta el 1 de diciembre sin recargo en la factura.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here