¿Cómo comunicasteis la situación de alarma a las personas con discapacidad?

Pues como a cualquier persona, diciéndoles la verdad porque es muy importante ser sinceros y no ocultarles nada. No es bueno ocultarles información o endulzar la situación, sobre todo con adultos, porque así es como mejor conseguimos que sigan las medidas de confinamiento. Hay que ser franco para explicárselo pero a la vez es importante utilizar un lenguaje comprensible, evitando usar tecnicismos o palabras que ellos no vayan a comprender. Además, desde muchas entidades y grupos como Plena inclusión, se han creado guías en lectura fácil y con pictogramas (imágenes) para ayudar a que el mensaje llegue a toda la población.

¿Cómo están viviendo el confinamiento?

Bueno pues igual que nosotros. Hay un poco de todo, días buenos y días malos, momentos de aburrimiento y situaciones de estrés. Hay que tener en cuenta que las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo están muy acostumbradas a rutinas: por las mañanas voy al centro ocupacional o al colegio, por las tardes tengo actividades o terapias, los fines de semana salen a dar una vuelta o al parque… Y ahora todas esas rutinas han cambiado y tienen que estar en su casa todo el día, así que es difícil.

Cuando hablas con ellos la gran mayoría te pregunta “¿Cuándo se va a acabar esto? ¿La semana que viene volvemos al centro? o ¿Cuándo te va a morir el virus este?”

A todo esto hay que sumar el papel de las familias, que la verdad están haciendo una gran labor para que esta situación sea más llevadera para las personas con discapacidad.

Imagino que algunas personas necesitan salir a la calle…

Ese ha sido un tema muy controvertido. Cuando salió el primer real decreto no estaban nada claro los llamados ‘paseos terapéuticos’. Después, con el paso de los días, se regularizó. Hay que comprender que hay personas que de verdad tienen una necesidad de salir porque después de romperles sus rutinas y asilarlos en sus casas salen unos minutos a dar un pequeño paseo. Es importante saber que estas personas no salen al parque o la pista de futbol… Salen a dar un pequeño paseo porque de verdad lo necesitan. Si no lo hacen pueden presentar problemas de comportamiento importantes en casa. Además, estas personas suelen tener un certificado emitido por profesionales que garantiza que esa salida se hace exclusivamente por medidas terapéuticas.

Pero cuidado, porque esta es una medida muy concreta para casos muy concretos, como personas con trastorno del espectro de autismo (TEA) o personas con trastornos graves de conducta. Por tanto, es para todas las personas con discapacidad. A todos los padres seguro les gustaría salir un rato con sus hijos cuando estos están hartos de estar en casa pero no lo hacen, por eso es importante que esos paseos se dejen para las personas que de verdad lo necesiten.

El decreto sí recoge que las personas con alguna discapacidad pueden ir acompañados para realizar alguna de las actividades permitidas. Por eso, desde Aspainca animamos a que las personas con discapacidad acompañen sus familiares a comprar el pan o tirar la basura: eso sí, siempre acompañados de una sola persona y con su certificado de discapacidad a mano.

Hemos visto algunos casos en los que insultan a personas por salir a pasear. En nuestra entidad no tenemos constancia de que esto le haya ocurrido a ninguno de nuestros usuarios, cosa que agradecemos a la ciudadanía cacereña por su gran comprensión y tolerancia. A todos esos padres que les esté sucediendo les mandamos todo nuestro cariño. Además, les pedimos que en un primer momento intenten explicar lo que sucede y que si no funciona, por favor llamen a la policía para denunciar. 

Ya por último, y esta es mi opinión personal, la campaña del brazalete azul me parece una estigmatización innecesaria. No hay que llevar ningún distintivo para saber que tengo discapacidad o necesidad de salir. Luchamos cada día por la inclusión de las personas con discapacidad y por eliminar etiquetas. En este sentido, ponerse una cinta es otra forma de discriminación más.

¿Cuál es el papel de una asociación como Aspainca en estos momentos?

El papel de Aspainca y el del resto de entidades a favor de las personas con discapacidad es el de dar apoyo a estas personas y sus familias. Por eso, ahora que es más difícil es cuando más tenemos que hacer las entidades.

Intentamos llegar a las familias del modo que sea: llamadas, videos, conferencias de zoom, blogs….

Desde Aspainca tenemos contacto semanal con nuestros usuarios y sus familias. Organizamos videollamadas individuales o en grupo, se les facilitan actividades para poder realizar en casa y sobre todo se está disponible para cualquier necesidad que puedan presentar.

¿Qué actividades y consejos estáis desarrollando en Aspainca?

Actividades muchas: el primer día de estado de alarma se contacto con todas las familias (más de 100) para, en primer lugar, decirles que estamos allí para lo que necesiten. Asimismo, ofrecemos actividades específicas para realizar con sus familiares.

Después se crearon varios blogs donde tanto las personas como sus familiares encontrarían actividades, talleres y juegos. Te dejo el link porque puede ser útil para cualquier persona, tenga o no una discapacidad www.coaspainca.blogspot.com

Según han ido pasando las semanas hemos ido ampliando las actividades. Actualmente, se les mandan videos de los profesionales realizando actividades para que hagan en casa, se imparten clases on line a través de zoom, videollamadas, etc… Lo importante es seguir prestando los apoyos.

El primer consejo y más importante es el de crear un horario. Hay que intentar crear rutinas y ocupaciones para todo el día. Estas tienen que incluir tiempo para el aseo, tiempo de actividades, momentos de juego y actividad física.

Otro consejo tiene que ver con favorecer la autonomía en casa. El tiempo ahora no es excusa y tienen que aprovechar para que sus familiares hagan ‘solos’ lo máximo posible: prepararse el desayuno, elegir la ropa, realizar tareas de limpieza o aseo, vestirse….

También es importante favorecer actividades familiares como juegos de mesa, talleres de cocina, manualidades, ver una pelicula…No abusar de ordenador o televisión y apostar más por alternativas divertidas como el ejercicio físico o la lectura. 

Por último, ¿Cómo estáis preparando la vuelta a la normalidad?

Pues quizás ese tema es el más difícil, sobre todo porque nadie sabe ni cuándo va a ser la vuelta ni cómo. Ahora mismo, desde Aspainca buscamos todos los días recursos y actividades. Además, es un buen momento también para actualizarse y realizar formaciones on line, buscar nuevos tratamientos o renovarse en técnicas. Es decir, estamos intentando que nuestros servicios mejoren para que sean un poquito mejores cuando regresemos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here