Salaya ve difícil suprimir las tasas de las terrazas por dificultades legales
El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, en una rueda de prensa

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha explicado que el Ayuntamiento va a estudiar “varias opciones” para ayudar al sector hostelero de la ciudad. Sin embargo, ha advertido que suprimir la tasa de terrazas para el año que viene cuando ya se ha prestado el servicio supone “muchas dificultades legales”. Tanto es así que una vez se ha llevado a cabo la actividad por la que se paga ese tributo, “es muy difícil no cobrarlo”.

Así ha respondido el regidor a la petición del sector hostelero a que no se pase al cobro la tasa de instalación de terrazas el año que viene, dadas las pérdidas que ha supuesto para los negocios la situación sanitaria provocada por la pandemia.

Salaya ha insistido en que la situación económica de las arcas municipales “no es buena” y empeorará con una caída de los ingresos pero, aun así, ha defendido que Cáceres “está siendo un ejemplo de apoyo a la hostelería”.

“No todo son las tasas de las terrazas o ayudas directas a los empresarios”, ha remarcado, a la vez que ha recordado que se han dado facilidades para ampliar las terrazas, se han respetado los recortes de aforo sobre las ampliaciones ya realizadas, y se han dado instrucciones sobre cómo realizar los cerramientos de los veladores, por ejemplo.

Por ello, el alcalde considera que el apoyo a la hostelería en la ciudad “es importante”, pero reconoce que el sector “pasa por un momento terrible que se escapa de la capacidad del ayuntamiento a la ayuda que necesita”. Por tanto, ha pedido al resto de administraciones que valoren posibles ayudas a este sector que está sufriendo “mucho más que otros” la crisis del Covid-19 por el peso que el sector turístico tiene en la economía local.

Ayudas a pymes

Sobre las ayudas directas que se han concedido a pymes y autónomos, dotadas con un millón de euros en total y de las que se han recibido unas 2.000 solicitudes, Salaya ha indicado que están resueltas “una gran mayoría”, aunque “quedan algunas”. Así, ha añadido que algunas han sufrido retrasos porque faltaba documentación o porque no reunían las características, aunque ha asegurado que cada día firma “decenas” de solicitudes concedidas o rechazadas.

Salaya ha defendido que el Ayuntamiento de Cáceres ha resuelto la convocatoria de ayudas a “un ritmo bastante razonable” comparado con otras administraciones, y ha aclarado que las ayudas se van cobrando en el momento en el que se van concediendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here