Meditación. Sencilla y sanadora

La bruja Circe

A veces me comentan alguna persona que le resulta difícil meditar, concentrarse, eliminar los pensamientos repetitivos. Yo no sé si los gurús de la india son capaces de silenciar la mente a voluntad, pero para mí es mucho más fácil usar trucos como escuchar la respiración, visualizar un color violeta, o un paisaje grato, hacer meditación activa, que es sencilla y muy útil, lo más sencillo, es la meditación bajo la ducha, es una meditación activa que no necesita de inmovilidad ni postura difíciles. Sería magnífico claro poder hacerlo en un chorro o cascada en plena naturaleza y eso puedes visualizarlo, pero hacerlo en tu propia ducha es aprovechar los elementos y recursos que tenemos a mano y eso es lo que nos ha hecho humanos y nos define como especie.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de El Arte de la Paz . Kriya Yoga (@_elartedelapaz)

Vamos a usar la ducha habitual para limpiar energética, físicamente y emocionalmente para aprender a meditar.

Forma una pasta con tu gel, una cucharada de bicarbonato y una cucharada de aceite aromática, crema o leche para el cuerpo lo que más que guste. El gel te limpia tu piel, el bicarbonato es una sal y limpia la parte energética, además elimina hongos y bacterias, la crema, leche o aceite aromática te hará sentir mejor, su aroma te ayudará a concentrarte y te dejará la piel suave.

Frota suavemente con la mezcla todo el cuerpo y el pelo. Pon la temperatura de la ducha de forma que te sea cómoda y ponte bajo el chorro. Mientras cae cierra tus ojos respira lentamente y visualiza como el agua arrastra toda tu energía negativa, te limpia física, emocional y energéticamente, como si arrastrará polvo de tu piel, siente cómo todo va con un hilo oscuro caminando hacia el desagüe, hasta que sientas que no queda nada negativo.

Bastará tres o cuatro minutos, si te es posible pon música relajante, la que acompaña al vídeo limpia y equilibra según las terapias de sonidos.

Cuando te sientas limpia y relajada sal de la ducha y da las gracias al universo, por tu techo, tu ducha, tu cuerpo y tu entorno.

Así puedes comenzar a aprender a relajarte, visualizar y respirar de forma pausada y todo eso te ayudará a equilibrar tus emociones. Hazlo durante 21 días y verás la diferencia. Feliz día bendiciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here