Tiago Viegas, Companhia do Chapitô

Tras una larga trayectoria, ahora la Companhia do Chapitô se enfrenta a un Hamlet ¿cómo ha sido el proceso creativo?

Intentamos encontrar la historia de la manera como lo hacemos nosotros, con nuestro lenguaje. La historia de Hamlet es de sobra conocida pero ahora la hemos hecho a nuestra manera.

Teniendo en cuenta que trabajáis en uno de los enclaves más espectaculares de Lisboa al que habéis llenado de vida, vuestra propuesta no será un Hamlet al uso ¿cómo va a ser la puesta en escena?

El ambiente es actual. Cambiamos el reino de Dinamarca por un edificio de más de 200 plantas. No hay escenografía. Somos nosotros y trajes de corbata.

Con este Hamlet tan gris ¿cómo ha sido la dirección de actores?

Sí, es un Hamlet muy gris. Siempre trabajamos todo de forma colaborativa. Tenemos dos directores pero es un proceso que hacemos entre toda la compañía.

¿Consideras que un clásico como Hamlet sigue estando vigente hoy en día?

Claro. Siempre trabajamos clásicos que funcionan. En Hamlet se ve la traición, la ambición… ¡Qué pena que los tiempos no cambian!

La comedia tiene la capacidad de hablar de todos los temas del mundo

Siempre trabajamos con clásicos que resultan actuales aunque Shakespeare lo escribiera hace 500 años. Son códigos como el amor, la cordura, la muerte, la traición… que siguen estando ahí.

Por último, ¿por qué nadie puede perderse la versión del Hamlet de la Companhia do Chapitô?

Nosotros buscamos siempre la comedia y pasar un buen rato de risas en la vida no está mal ¿no?

La comedia tiene la capacidad de hablar de drama y de todos los temas del mundo.

Queremos que la gente entienda de lo que estamos hablando a pesar de que tratamos temas tan duros como la muerte.

El particular Hamlet de Chapitô
La compañía portuguesa invita a todos los cacereños a las tres ceremonias: un funeral en el Archivo Muerto, el matrimonio de la viuda en el Salón Noble y la toma de posesión del nuevo marido de la viuda en el Penthouse.
Bajo esta premisa se presenta esta nueva versión de Hamlet, que ha cosechado éxitos de crítica y público. De hecho, se han agotaron rápidamente las entradas durante la temporada en Lisboa.
La obra sigue los planteamientos iniciales de William Shakespeare, pero los portugueses proponen un espectáculo lleno de humor ácido y mordaz sobre diferentes convencionalismos sociales. Así, su co-directora, Claudia Novoa expresa que “es otra manera de contar la historia, buscando encontrar el absurdo y lo insólito de las situaciones, derribando por el camino las paredes que limitan la imaginación del público”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here