la frontera que une Extremadura y Portugal. Conventual de Sam Benito. Tajo Internacional

Visitar la raya entre Extremadura y Portugal ofrece un sinfín de posibilidades. Vas a disfrutar a la vez del Parque Internacional y Reserva de la Biosfera Transfronteriza regado por el río Tajo (el Tejo en portugués). Una frontera natural que no divide porque en pocos lugares dos países estuvieron tan cerca. Este viaje en el tiempo entre la frontera que une Portugal y Extremadura ofrece naturaleza, cultura y mucha historia.

Alcántara, la joya del Tajo

La historia de la raya portuguesa no se entiende sin la poderosa Orden de Alcántara, que tuvo su origen cuando Alfonso IX de León quiso que la Orden de Calatrava se hiciera cargo de estas tierras una vez reconquistadas, pero renunció por su lejanía. De esta manera, Ordem de São Julião de Pereiro trasladó su sede a Alcántara en 1218, cambió su nombre y convirtió a Alcántara en un importante foco cultural, religioso, administrativo y económico.

Por todo esto, el municipio de Alcántara posee un conjunto histórico artístico excepcional, del que destaca el Arco de la Concepción, el magnífico e inacabado Conventual de San Benito, las sinuosas calles de su judería, sus iglesias y palacios, y sin olvidar, la proeza de la ingeniería que es el Puente Romano de Alcántara.

También es digno de visitar Brozas, situado junto a Alcántara con un importante monumental. La que en su día fue la encomienda de la Orden de Alcántara, hoy es una fantástica fusión de elementos religiosos, civiles y militares.

Tajo Internacional, un destino de cine y de teatro

Después de esta experiencia, toca disfrutar del teatro en frontera que une Extremadura y Portugal con el Festival de Teatro Clásico de Alcántara. Las piedras del Conventual de la que fue la poderosa Orden Militar, acogen desde hace tres décadas uno de los festivales más prestigiosos de España. El Siglo de Oro y sus clásicos impregnan con sus versos todo el pueblo y el alma de Lope, Quevedo o Cervantes se apoderan de la villa.

Del teatro pasamos al séptimo arte con el Festival Internacional de Cine(ma) de Marvão y Valencia de Alcántara Periferias, que este año se celebra del 10 al 18 de agosto. Está organizado por Associação Cultural Periferias y Gato Pardo y propone un recorrido por las pequeñas poblaciones y aldeas que conforman el Parque Internacional y la Reserva de la Biosfera Transfronteriza.

Déjate atrapar por la saudade portuguesa

No muy lejos de Alcántara y Brozas encontramos, construida sobre enormes piedras berroqueñas, la considerada aldea más portuguesa de Portugal, Monsanto, edificada en las faldas de la Sierra de la Gardunha. Destacan en Monsanto las casas señoriales de estilo manuelino y las marafonas, muñecas sin rostro y vestidas con colores chillones. A pocos kilómetros encontramos la única catedral visigoda de la Península Ibérica, que se encuentra en Idanha-a-Velha, una aldea de apenas 60 habitantes.

La Boda Regia, la unión de dos países

El primer fin de semana de agosto Valencia de Alcántara conmemora el enlace entre la Infanta Isabel, primogénita de los Reyes Católicos y Manuel de Portugal ‘El afortunado’ en 1497. La aventura comienza en Portagem de Marvão y continúa en el barrio Gótico Judío de Valencia de Alcántara.

Y no podemos irnos de la parte portuguesa sin adentrarnos en la Serra de São Mamede. Allí, descubriremos Marvão, pueblo de trazado medieval conocido como el ‘Tesoro de las Águilas’ por su altura y belleza, sin olvidar la villa fortificada de Alegrete o el conjunto monumental de Penha García.

Este artículo ha sido cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del programa INTERREG V-A (POCTEP 2014-2020) España-Portugal dentro del proyecto Taejo Internacional Rede.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here