Una tienda diferente y con mucho rollo en Cáceres que huye de la uniformidad no parece un negocio fácil en la ciudad…

No, no lo es, pero creo que todo tiene su público, y hay gente que huye de la ‘uniformidad’.

La ‘uniformidad’ sólo responde al miedo que provoca rechazo social. Lo cual es muy contradictorio en una sociedad individualista.

La moda es mucho más que un atuendo, la moda nos permite expresarnos, ejercer nuestra libertad como individuos librepensantes.

Tener una imagen exterior que sea acorde con la imagen interior que tenemos de nosotros/as mismos, es ciudarse por fuera y por dentro.

Creo que el hecho de diferenciarse y no desistir en la línea de negocio, es la única manera de tener éxito a largo plazo. Entendiendo que el ‘éxito’ es muy relativo para cada cuál.

¿Cómo recibiste la noticia del confinamiento por culpa una pandemia mundial?

Como una bofetada muy violenta. Durante el último año he trabajado muy duro y con muchos sacrificios. Esta pausa, y la incertidumbre de qué viene ahora, ha venido bien para replantearse cosas. No sólo sobre el negocio, si no, también a nivel personal.

¿Cómo has sobrevivido económicamente?

Familia y amigos/as. Tengo suerte, tengo una buena red de gente en la que puedo confiar, y me siento muy apreciada y motivada a cada paso. También he hecho alguna venta online a clientas fieles, a las que también estoy muy agradecida.

¿Has recibido algún tipo de ayudas del gobierno, la Junta, ayuntamiento?

Si, me he acogido a la prestación extraordinaria. No da para mucho, sobre todo, por que son muchos gastos los que se derivan de un negocio y de la vida personal.

¿Por qué es importante comprar en un negocio local?

Hay un millón de razones. Pero dos, son fundamentales. La económica, es decir, al consumir en comercio local el dinero se queda en la ciudad o en el pueblo, de esta manera se mantienen puestos de trabajo, y se crean. Y además, se puede convertir en una ciudad más rica y más desarrollada.

Y el otro factor fundamental, y el que más me gusta, es el humano. El pequeño empresario/a, ha hecho una selección de productos que, considera, que es lo mejor para sus clientes (en el sector que sea, desde alimentación, textil, mobiliario…), y además, es un/a, profesional entregado a su trabajo, que se ha formado y ha aprendido de sus productos, por lo tanto, el mejor consejero/a, que te va a decir qué estás comprando y de dónde viene.

A mí me encanta ver a mis clientas contentas con su compra y lucir sus nuevas prendas en el día a día. Me encanta encontrarme con mis clientas en la calle llevando alguna prenda Peripecia.

Hablemos ahora de moda sostenible. En ‘Peripecia’ todo esta confeccionado en Europa ¿por qué?

Creo que la moda europea es, a día de hoy, la vanguardia a la que el resto del mundo mira.

No creo en la moda low cost. Detrás de esta gran industria, la segunda más contaminante del planeta, hay muchos lados oscuros dónde no queremos mirar, por que la realidad es muy dura.

Sólo trabajo con empresas que me dan la fiabilidad de que no tienen nada sucio que ocultar, desde la explotación de trabajadores en países dónde se permite la vulneración de los derechos humanos, hasta la gestión de sus propios residuos.

Creo que a estas alturas todo el mundo sabe, que una persona sólo puede hacerse rica de dos maneras. Una, por herencia, y otra, por ser consciente y permitir, ése lado oscuro del sector y sacar partido de él. Es muy sucio.

Creo, que hay que consumir menos y mejor. Es más sano para el planeta, es más sano para cada individuo.

Salir de la ansiedad que genera la incitación constante al consumo, nos puede dar una perspectiva de la vida dónde la felicidad, pueda estar estar más cerca.

Pero, para ello, hay que ser conscientes de los lados oscuros del sector y tomar decisiones, individuales y colectivas.

Además, durante la cuarentena ha crecido mucho el comercio electrónico ¿qué tal te mueves en las nuevas tecnologías?

Me va bien. Me gustan y me divierte. Puedes llegar a gente que nunca habías pensado, encontrar a clientas nuevas, nuevas necesidades, nuevos nichos de mercado y nuevos productos.

También tiene su lado oscuro. Competir con grandes lobbys es muy complicado. Por eso la elección del producto, el target y mantener la personalidad de un negocio es esencial. Lo que decíamos antes, el factor humano, es nuestra aportación más importante en la competitividad.

Para terminar, me gustaría saber si tienes propuestas para sacar adelante el comercio local y sostenible

Creo que hay varias iniciativas públicas y privadas puestas en marcha.

Lo principal sería una buena campaña de concienciación a todos los niveles, desde la educación reglada, hasta el discurso de nuestros representantes públicos, hasta del pequeño empresario/a. Todos/as a una, remar en la misma dirección.

También creo que hay zonas de la ciudad desaprovechadas. No creo que comercio y cultura sean incompatibles, por ejemplo. Ni tampoco ocio y comercio. Ni tampoco familia y comercio. Somos comunidad, aprovechemos nuestros recursos con inteligencia y consciencia. Dependemos unos de otros, hagamos red.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here