El Ayuntamiento de Cáceres defiende el gasto de 4,8 millones de su superávit para paliar la crisis
El Ayuntamiento de Cáceres defiende que se pueda gastar los 4,8 millones de su superávit para ayudas ante la crisis

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cáceres defiende el gasto de la “totalidad” del superávit de 2019, que consta de 4.843.700 euros. De esta manera, el consistorio podría  para hacer frente a las medidas económicas y sociales destinadas a paliar los efectos de la crisis económica provocada por el COVID-19. De hecho, así se lo comunicó en el mes de abril a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La finalidad de esta petición, que han realizado todos los consistorios, es ampliar la capacidad de inversión sin, por supuesto desatender los pagos a los proveedores y la amortización de deuda. Cabe destacar que la situación económica de las arcas cacereñasp permite asumir este gasto para apoyar la economía local.

Por estas razones, el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, envió el pasado 15 de abril una misiva a la ministra, en la que puso de manifiesto la necesidad de poder gastar todo el superávit. “En el caso de Cáceres y en el de otros muchos municipios todos los escenarios y obligaciones a atender son perfectamente compatibles y asumibles”, decía la carta.

Por su parte, el Ministerio de Hacienda contestó el 7 de mayo en una misiva en la que explicaba que se mantendrían reuniones “periódicas” con la Federación de Municipios y Provincias (FEMP). Así, todas las partes analizarán las demandas de los municipios y provincias españolas pero, por el momento, se ha determinado es que se permita destinar el 20% del superávit en partidas de atención social a colectivos afectados por la crisis del COVID-19.

“Consideramos que, ante la situación actual, es preciso articular un nuevo desarrollo normativo que amplíe decididamente el destino de estas partidas para que los ayuntamientos podamos contribuir a fortalecer el tejido productivo y social de nuestros municipios, para hacer frente a la crisis del coronavirus”, ha señalado el regidor cacereño.

Salaya opina además que los ayuntamientos tienen la “obligación” de apoyar a la economía local “muy gravemente” afectada “por esta crisis“. Por esto, “estamos tomando medidas para dinamizar en el medio y largo plazo nuestra economía para recuperar el tejido productivo, contribuyendo como nos reclaman desde varios sectores desde la inversión pública”, ha explicado.

De igual modo, ha puesto de manifiesto que las entidades locales llevan años planteando que se flexibilice la regla de gasto. En este sentido, Salaya insiste en que las circunstancias actuales obligan a tomar “medidas extraordinarias”. Por otro lado, hay que seguir atendiendo los pagos a los proveedores y la amortización de deuda y por esta razón se ha solicitado a Hacienda poder gastar la “totalidad” del superávit presupuestario del ejercicio 2019, informa el Consistorio cacereño en nota de prensa.

“Estas medidas que hemos tomado, van a suponer un esfuerzo económico muy importante desde el ayuntamiento, y se verán en el Pleno de este jueves. Todos los grupos han hecho sus propuestas y se han aprobado por unanimidad en la comisión, por lo que agradecemos su buena disposición, ya que ante esta situación debemos estar unidos para salir adelante de la mejor manera posible y sin dejar a nadie atrás”, ha finalizado Salaya.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here