Juan Carlos Presidente Milana Bonita

Juan Carlos López,
Presidente Plataforma Milana Bonita

¿Cómo surge ‘Milana Bonita’?

El verano de 2017 fue un auténtico desastre con los trenes en Extremadura. Día tras día había incidencias como paradas, retrasos, incendios de máquinas… todo era una situación como poco extraña que hizo que una serie de personas en Plasencia nos juntáramos para representar al pueblo extremeño y a todos los milanos.

A partir de ahí preparamos una salida para ir a Madrid en tren el 8 de septiembre. No pensábamos tener la acogida que tuvimos, la verdad. Allí estaban 500 personas respaldando y aplaudiendo. Desde ahí empezamos a hacernos notar. Los viajeros del tren empezaron a contar todas las penurias a través de las redes. Todo eso se ha ido acumulando y la gente se está implicando de manera especial.

Es importante que sepas que no queremos que haya interferencias. No queremos a partidos políticos. Somos independientes.

Posteriormente, se convoca la famosa manifestación en Madrid y, en principio, no íbamos a ir, pero después cambiamos nuestra postura. Pensamos que era un problema regional y no podíamos quedarnos por libre. La Milana Bonita tenía que estar.

Nuestras condiciones al Pacto por el Ferrocarril fue que no se sacara rentabilidad política. Solo queríamos que se subieran Pepa Bueno y Jesús Sánchez Adalid al escenario de Colón. Pero claro, nos engañaron tanto unos como otros. Tanto los que gobernaban en Madrid como los que lo hacían en Extremadura. Todos se subieron al escenario para darse un baño de masas.

Nosotros no participamos de ese juego y volvimos a Extremadura para seguir trabajando. Renfe y Adif nos están dando todas las razones para seguir con esta lucha. Por desgracia, la plataforma es necesaria porque día tras día hay una problemática impresionante: incendios, paradas, retrasos… en comparación con otras regiones es alucinante.

Este problema no es solo de Extremadura, también afecta a La Mancha y a Madrid. No hay ni un solo metro de línea electrificada

A lo largo de este tiempo nos hemos manifestado en Cáceres, en Badajoz y Plasencia con apoyos modestos porque sabemos lo que cuesta movilizar a la ciudadania extremeña. Además, todo sale de nuestro bolsillo, no hemos contado con ningún apoyo económico.

En 8 de septiembre de 2018 volvimos a Madrid, esta vez recorriendo desde Nuevos Ministerios hasta Atocha. Nos plantamos allí con autobuses y nos estaban esperando muchos extremeños que viven en Madrid. Para nosotros el Día de Extremadura se ha convertido en un día de reivindicación por un tren digno.

¿Cómo os enterasteis de lo que estaba pasando el martes?

Pues en la primera parada en Navalmoral de la Mata ya empezamos a seguir toda la incidencia. Los milanos de Navalmoral estuvieron allí. Cuando sale el tren, a los 4 km, ya empezamos a recibir información a través de nuestro Facebook y nuestro Twitter. La mayoría de los pasajeros viajaban desde Plasencia, Cáceres y Badajoz.

Se produjo además una situación grotesca con el maquinista tratando de arreglar los fusibles del tren, luego llegó otro deprisa y corriendo especializado en esos temas que estaba de vacaciones para ver si echaba una mano… todas estas cosas nos han sobrepasado.

Por nuestra parte, nos pusimos a disposición de los viajeros. Arreglaron el caso con un tren de Talavera de la Reina y al resto los llevaron a la estación de Navalmoral donde consiguieron remolcar el tren. Estaba a dos metros del suelo, no se podían bajar… hubo ataques de ansiedad y entre los pasajeros había niños pequeños y personas mayores.

Luego empezaron a distribuirse. Los de las estaciones intermedias se fueron en tren y los que iban a Madrid fueron en bus con autobuses que fueron desde Plasencia. Era 1 de enero y había también problemas para encontrar vehículos. Hay que mencionar que estos autobuses ya habían hecho servicio con otros trenes que habían tenido problemas esa misma tarde. Los autobuses se convirtieron en trenes de carretera. Al final, los pasajeros llegaron a Madrid a las 4 de la mañana.

Mucha gente trabajaba al día siguiente. Llegar a esas horas implica muchos problemas porque muchos no pudieron coger el transporte público o incluso otros trenes o aviones.

¿Por qué ha sido esta la gota que colma el vaso?

Durante los últimos meses, además del ‘Puente de la Vergüenza’ de octubre, hemos tenido incidencias demenciales. Desde quedarse sin batería, parones de un montón de horas en octubre, trenes en los que no funcionan los servicios, los que se quedan sin gasoil… todo se ha venido acumulando a lo largo de los meses bajo las promesas de soluciones. Iban a traer nueva maquinaria, nuevos trenes convencionales y sí, han llegado pero no han servido para nada porque los problemas no han cesado.

También se puso por parte de Renfe un responsable que no entiendo porqué no dimitió la misma noche del martes.

En el mes de octubre ya presentamos una denuncia ya por os problemas de los diferentes trenes y por la posibilidad de que ocurriera lo que pasó el día 1 y la han desestimado. Ahora hemos tomado la decisión de poner una demanda colectiva.

¿Qué queréis conseguir con esta demanda?

Pues varias cosas: lo primero es que devuelvan el dinero de los billetes de los viajeros así como que paguen los gastos ocasionados a raíz del desastre. También que los daños morales sean restituidos de la manera que sea.

Tantos perdones, tantas disculpas, tantas divisiones o tantas leches no son los que queremos los extremeños. Queremos soluciones. Por eso, con esta demanda también queremos una solución definitiva al problema del tren en Extremadura. Entendemos que el tren que necesita la región no es solamente un AVE o un tren de altas prestaciones, como el que nos quieren poner de Plasencia a Badajoz, que se va a convertir en un metro extremeño. Unirá Plasencia-Cáceres-Mérida-Badajoz. Pero no se sabe nada de si van a poner una estación nueva en Plasencia. Eso sí, luego se bajarán del AVE y tendrán que montarse en un tren de los de ahora. La cosa es que se tiene que solucionar el problema del tren convencional: hay que solventar el problema de las vías porque hay que llegar no solo a Madrid, sino también a Navalmoral o a Talavera.

Este problema no es solo de Extremadura, también afecta a La Mancha y a Madrid. No hay ni un solo metro de línea electrificada.

¿Qué opináis sobre las declaraciones de los grupos políticos y organismos oficiales?

No opinamos nada. Nos parece bien que protesten pero donde deben hacerlo realmente es en el Congreso de los Diputados, en el Senado y en la Asamblea de Extremadura. Nosotros les hemos elegido para que nos representen en esos lugares, no para que nos lleven la pancarta en las manifestaciones porque para eso ya se basta y sobra el pueblo extremeño.

Que se dediquen a su trabajo y si hace falta que se salgan del Parlamento el día que haya que votar los presupuestos.

¿Cuáles son los requisitos mínimos para que haya un tren digno en Extremadura?

Poner las dos vías, una para la ida y otra para la vuelta para que no haya problemas si un tren se para, como la otra noche, en medio del campo.

Algunas de las vías que tenemos son del siglo XIX y los trenes son de hace 30, 20 o 10 años. Han sustituido máquinas con el número 598 por otras que tienen el 599. La diferencia es ínfima en cuanto a prestaciones. Siguen siendo trenes de gasoil, no son inclusivos, las personas que necesitan una silla de ruedas tienen que montar con la ayuda de varias personas…

Se incumple cualquier norma comparada con otras regiones españolas. Esto nos convierte en ciudadanos de tercera. Hay que decir basta y poner las cosas en su sitio.

Faqua va a tomar cartas también en el asunto. Ya se han puesto en contacto con nosotros unas 70 personas para contarnos su caso.

Además contamos con el apoyo de los círculos empresariales, como por ejemplo el de Cáceres, que fue el primero para luchar por un tren digno. Personas individuales no te puedes hacer idea y hemos salido tanto en medios nacionales como en los de otras comunidades.

No luchamos solo por el tren que nos une con Madrid, sino también con el que nos une con Sevilla desde Mérida, por el tren desde Huelva a Zafra, el de Badajoz a Ciudad Real por Puerto Llano, sin olvidar la línea del Lusitania Expreso por Valencia de Alcántara. Ha sido una pena que ahora pase por Salamanca. Nos lo han quitado con alevosía, premeditación y nocturnidad. No me extraña que los portugueses no quieran que ese tren circule con esta vía con tantos problemas.

Por último, ¿Cómo pueden ponerse en contacto con Milana Bonita las personas que estén sufriendo una incidencia en un tren?

Lo más fácil y rápido es a través de redes sociales. Los problemas son de lo más variopintos como que no funciona la megafonía, el televisor, que no hay agua en los baños, que están encharcados, que no se pueden abrir las puertas y además lo documentan.

Por nuestra parte, además de difundir la información haremos luego lo necesario para ayudarles. Tenemos que seguir informando a la gente.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here