La asociación Salvemos la Montaña ha denunciado que existen ocho instalaciones mineras en el área de Valdeflores. Lo ha hecho ante la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Extremadura así como al Ayuntamiento de Cáceres

Según la asociación, estas construcciones “suponen un peligro para la vida de las personas y sus animales”, y exige que “se cierren todos los pozos mineros abandonados”.

De igual manera, la plataforma recuerda que en las diligencias de investigación penal encausada el pasado febrero por la fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo, Olga Suárez, ya se llamó la atención sobre el riesgo que supone la permanencia de cinco antiguos pozos mineros de “gran profundidad”. Esto es así porque tienen cerramientos “deficientes” y no están tapados en la parte superior, por lo que suponen ”una amenaza para la seguridad de personas y animales”.

Por su parte, la fiscal pidió que esa situación se solucionara de “inmediato”, y ordenó que se pusiera en conocimiento de los hechos a la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Extremadura. Ahora, lo que la ‘Salvemos la Montaña’ pone de manifiesto es que en Valdeflores existen “más pozos” e instalaciones mineras que pueden resultar “un peligro cierto y grave para la integridad y salud de las personas y sus bienes”.

Por todo esto, la asociación ha elaborado un informe que ha presentado a las administraciones. En el mismo se recogen fotografías de ocho antiguos pozos mineros en la zona conocida como el paraje de Valdeflores.

Además, también se documenta la presencia de tres balsas de lodos y diferentes cortes edafológicos que fueron realizados durante 2018 por la empresa Extremadura Mining SL, ,que en ese momento estaba ”amparada en el permiso de investigación” que concedió a Valoriza Minería el 13 de octubre de 2016 el jefe de Servicio de Ordenación Industrial, Energética y Minera de Cáceres y que también suponen, según la plataforma “un riesgo de degradación o contaminación para el entorno natural”.

No en vano, recuerda que el ayuntamiento paralizó estos trabajos de investigación porque no se ajustaban a las licencias de obras y que tras esto se debería haber restablecido el orden el orden urbanístico vulnerado, y a día de hoy “aún no han sido objeto de restauración”.

Por todas estas razones, la plataforma Salvemos la Montaña ha pedido a la Junta y al ayuntamiento que “adopten todas las medidas adecuadas y oportunas para que, de modo inmediato, como exige la Fiscalía Provincial de Cáceres”, que consisten en el cierre de todos los pozos mineros abandonados ya que presentan riesgos para la salud, además de recuperar “los terrenos afectados por las balsas de lodos y cortes edafológicos para prevenir daños al medio ambiente”.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here