Downtown Abbey. Fracaso entre las negociaciones entre PSOE y Podemos

Mi ojito derecho
Clorinda Powers

Hola. Cuantísimas ganas tenía de volver a encontrarme con vosotras. Pero también qué pocas ganas tenía de escribiros. Después de todo el verano echando de menos a Pablo, mi tertuliano favorito del gimnasio, cuando por fin vuelve de vacaciones, yo no hago otra cosa que evitarle. Y es que ni siquiera con él, ni siquiera con vosotras, tengo enteros para hablar de lo que realmente importa: el timo (que no fracaso) de las negociaciones entre PSOE y Podemos.

Por eso, creo más conveniente (para mí) reproduciros una conversación por chat que acabo de tener con un viejo compañero de trabajo (todo lo viejo que pueda ser alguien que aún no ha cumplido los 35).

– Yo, que trabajo para una publicación digital de lujo, digo: Hola.
– Él, que trabaja para una publicación digital muy premium, dice: “Espera un momento que estoy actualizando la home (quiere decir portada)”.
– Yo: Sí, por favor, después de saber que Orihuela ha amanecido sumergida bajo el agua, algunos necesitamos información actualizada sobre decoración de interiores y algo de paz.
– Él: Lo sé. Y es probable que la casa de la portada de hoy no pudiera pisarla ni aunque me ofreciera a limpiarla gratis.

Tengo enteros para hablar de lo que realmente importa: el timo

-Yo: Te entiendo, yo estoy publicando ahora mismo un outfit de 70.000 €.
– Él: Te dejo que tengo una reunión en la última planta de “Una de las torres más altas de Madrid”. Me gusta ir a esas reuniones porque es de las pocas ocasiones que tengo de subir en ascensor.
– Yo: Me siento un poco como el mayordomo de Downtown Abbey. Esclavos de primera clase.
– Él: Ojalá hablara inglés como él, tía.

De verdad que tenía muchísimas ganas de veros. Espero que para dentro de dos semanas me hayan vuelto las ganas de hablar de lo que realmente importa. Si para entonces no lo he conseguido, significará que habrán ganado ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here