La Ruda la bruja Circe

La bruja Circe

En esta época, en los maceteros de las ventanas, en los patios de los jardines, en las puertas de las casas o en una vieja tinaja rota, aparecían pequeños jardines de plantas aromáticas. Claro que nuestra abuelas quizás desconocieran que estaban llevando a cabo el ritual mágico de la buena suerte, el ritual de la siete plantas aromáticas que benefician y atraen felicidad al hogar.

Esos jardines mágicos juntaban las plantas que atraían el bienestar y eran una protección para la casa y de todas las siete, la ruda es la más poderosa. Protege del mal, preserva de accidentes, ataques psíquicos, de espíritus inferiores, de la envidia, crea un campo protector alrededor de quien la posea, atrae a las personas correctas. La ruda beneficia el cuerpo físico. Se dice que los egipcios, hebreos y caldeos, afirmaban que la planta de ruda era un don de los dioses. Los celtas usaban la ruda contra los hechizos y los trabajos maléficos, para las bendiciones y la sanación de los enfermos.

Magas, sibilas, curanderas e incluso los modernos homeópatas saben que la ruda es una de las plantas más poderosas que existen. Los chinos la usaban para contrarrestar las fiebres palúdicas y los malos pensamientos. En América, se usa en trabajos o hechizos de amor. Buscad unas cuantas plantitas de ruda son económicas y sencillas de mantener.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here