Plena inclusión Extremadura pide priorizar la vacunación de las personas con discapacidad y sus familias

Plena inclusión Extremadura ha pedido una mayor priorización en la vacunación contra la Covid-19 para todas las personas con discapacidad intelectual de centros y servicios especializados, menos a los menores de 16 años. 

La institución publica ha explicado que los centros y servicios para personas con discapacidad intelectual no son centros estancos. De hecho, ya hay personas vacunadas o en proceso (grado 3 de Dependencia, en residencias), solicita a las autoridades sanitarias de Extremadura que, como según resalta, ya ha pasado en otras comunidades autónomas, “aceleren el ritmo de inmunización de las personas más vulnerables y, en concreto, de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y también de sus familiares”.

Así, el presidente de Plena inclusión Extremadura, Pedro Calderón, valora “positivamente” el trabajo que se ha hecho vacunando a los profesionales, al igual que, además, se ha “acelerado” el proceso y por tanto la inmunidad a un colectivo “importante y numeroso”.

Por esto, respetando los criterios de los responsables sanitarios, opina que la vacunación en los centros a las personas con discapacidad intelectual y también de sus familiares sería dar “un paso importante” para alcanzar una inmunidad “más completa”, explica en nota de prensa Plena inclusión Extremadura.

“Nuestros hijos e hijas siguen asistiendo al Centro de Día o al Centro Ocupacional, donde hay unos compañeros vacunados, y otros no, así como la gran mayoría de los profesionales. Por eso consideramos que sería importante generalizarlo, e incluir a los cuidadores familiares, pues todos ellos están expuestos por estar en grupos, aulas y centros, pese a tener grandes medidas de prevención“, argumenta Calderón.

En este sentido, insiste que en otras comunidades autónomas, el proceso de vacunación ha incluido a las personas con discapacidad intelectual de los centros de día y ocupacionales, que ha finalizado con “rapidez” y que haya gente con patologías asociadas o riesgo de padecerlas ya inmunizadas.

“Se ha observado que una buena coordinación socio-sanitaria acelera los procesos de vacunación en un grupo de la sociedad que presentan mayores riesgos y una dificultad clara para mantener las medidas de protección como son el uso de mascarilla, distancia de seguridad o el lavado frecuente de manos”, resalta.

Por último, Plena inclusión Extremadura propone una progresiva reducción de las restricciones en las residencias de personas con discapacidad intelectual “teniendo en cuenta la mejora de la situación sanitaria en las últimas semanas gracias a la administración de la vacuna”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here