Pepe Hinojosa. Cárcel Vieja. Memoria histórica Cáceres.

José Hinojosa Durán, vicepresidente de la Asociación Memorial del Cementerio de Cáceres (AMECECA)

La Memoria Histórica no solo abarca los años de la Guerra Civil, sino también los 40 años de dictadura ¿en qué sentido ha sido la Cárcel Vieja protagonista en este sentido? Hablemos de los presos políticos.

Tal y como planteas a la hora de abordar la recuperación de la Memoria Histórica y Democrática (creo que este término es más adecuado), no podemos delimitar la reivindicación de ‘verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición’ únicamente para las víctimas republicanas de la represión franquista durante el conflicto bélico pues resulta también fundamental tener en cuenta aquellas personas que fueron represaliadas una vez finalizada la Guerra Civil. Y en este sentido la antigua prisión provincial de Cáceres resulta ser un ejemplo paradigmático ya que fue durante los primeros años de posguerra cuando llegó a albergar más presos.

Poco a poco vamos conociendo datos de estos presos políticos detenidos en esta prisión provincial. Por ahora, y a la espera de la consulta de nuevas fuentes, sabemos que los presos políticos eran la inmensa mayoría tanto de los 1.100 encarcelados a finales de 1937 (a los que habría que sumarle 770 de la “cárcel vieja” de la calle Nidos) como de los 2.516 presos censados en el padrón municipal de 31 de diciembre de 1940 (más 327 de la “cárcel vieja”), una cifra, esta última, que disminuyó de forma importante en los años siguientes. Hay que recordar que la capacidad mínima de este centro de reclusión estaba “calculada para 145 plazas de ambos sexos, 130 hombres y 15 mujeres”.

Había más de 2000 presos censados en una cárcel con una capacidad para 145 plazas

Desconocemos el número de personas que ingresaron en esta prisión provincial durante la segunda mitad de la década de los cuarenta por su participación en la guerrilla antifranquista. Lo que sí sabemos es que a principios de los 70 había unos 200 presos antifranquistas de otras provincias.

Por tanto, ¿por qué es necesario conservar y reconvertir la Cárcel Vieja?

A estas alturas nadie duda del valor patrimonial del edificio, pero junto a ello no debemos olvidar su importante papel como ‘lugar de memoria’ y no sólo para nuestra ciudad sino para toda Extremadura. No pueden darse situaciones como las acontecidas en el pasado cuando importantes edificios relacionados con la represión franquista en Extremadura desaparecieron o se les dio un nuevo uso que no tuvo en cuenta su relación con dicha represión. Además hay que recordar que el 24 de julio de 2019 entra en vigor la ‘Ley de memoria histórica y democrática de Extremadura’ y que su capítulo III del Título II está dedicado a los ‘lugares de memoria histórica y democrática de Extremadura.’

Por otra parte la rehabilitación del edificio puede suponer una gran oportunidad de desarrollo socio-cultural para la zona en la que se ubica y para la ciudad de Cáceres en general.

¿En qué consiste exactamente vuestra propuesta?

AMECECA solicita la creación de un ‘espacio de memoria’ pero entendemos que antes de desarrollar nuestra propuesta de manera concreta, se tienen que dar ciertos pasos previos.

En este sentido debe llevarse a cabo cuanto antes el acuerdo unánime del pleno del Ayuntamiento del 21 de abril de 2016 para que “se proceda a determinar los usos a los a que se quiere dedicar, contando para ello con la participación ciudadana”. Por lo tanto debe comenzar ya un debate ciudadano entre los representantes del ayuntamiento y de diversas entidades ciudadanas para que exista una propuesta global de usos lo más consensuada posible.

Por otra parte, AMECECA ha solicitado al actual equipo de gobierno (también lo hemos trasladado al resto de los grupos municipales) el compromiso del Ayuntamiento para realizar a la mayor brevedad de tiempo las gestiones precisas con otras instituciones públicas (Junta, Diputación, Gobierno de España y Unión Europea) a fin de conseguir la colaboración de estas instituciones a la hora de aportar fondos económicos para rehabilitar el edificio la antigua prisión provincial de Cáceres. Y respecto al ‘espacio de memoria’ que proponemos tenemos claro que debe responder a una visión global relacionada con la represión franquista, los derechos humanos y la paz. Por ello, barajamos que dicho espacio debe tener un importante carácter multifuncional: albergar una exposición permanente, tener capacidad para el montaje de exposiciones temporales, dotarse de un centro de documentación, disponer de talleres educativos, etc.

Por último, ¿Cuánto queda por avanzar en términos de Memoria Histórica en Cáceres?

Siguen existiendo símbolos franquistas como ‘La Cruz de los caídos’ y a día de hoy tenemos nombres relacionados con la dictadura franquista en el callejero. Además, el ayuntamiento no ha reconocido institucionalmente a los concejales que fueron asesinados, etc. Como se puede comprobar queda mucho trabajo por hacer para conseguir ‘verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición’ para la víctimas de la represión franquista en nuestra ciudad.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here