Kiko Veneno, Tomatito y Chloé Bird actuarán en Los Conciertos de Pedrilla

Tomatito, Kiko Veneno y la cacereña Chloé Bird subirán este verano al escenario de Los Conciertos de Pedrilla, que completan el cartel con la madrileña Ana Alcaide, los estadounidenses Ranky Tanky y la camerunesa Valèrie Ekoumé. En total, serán seis actuaciones que tendrán lugar los viernes desde el 15 de julio hasta el 19 de agosto sin restricciones y con un aforo de 1.200 personas, 800 de ellas en localidades sentadas.

Los Conciertos de Pedrilla, organizados por la Diputación de Cáceres desde hace 26 años, ya son un clásico del verano cacereño. Cabe recordar que esta cita se mantuvo durante los años de pandemia, aunque con restricciones de aforo y medidas sanitarias.

Ahora vuelve a los jardines del Museo Casa Pedrilla, propiedad de la institución cacereña con tres conciertos a las 22:30 horas durante el mes de julio, y a las 22:00 horas en los otros tres restantes que tendrán lugar en agosto.

El presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, y el diputado de Cultura y Deportes, Fernando Grande, han presentado la programación este martes. Además, han destacado el papel que juega la institución a la hora de llevar la cultura a todos los municipios de la provincia así como a las dos grandes ciudades como Plasencia y Cáceres gracias a Las Noches de Santa María, que se ha celebrado ya, y Los Conciertos de Pedrilla.

Los artistas 

La primera en subirse al escenario el 15 de julio será la instrumentista, cantante y compositora Ana Alcaide, pionera y divulgadora de la nyckelharpa o viola de teclas, un instrumento tradicional sueco que conoció durante su estancia en la Universidad de Lund (Suecia) como estudiante de Biología. Además, ha recibido formación artística en el Conservatorio de Getafe y en la Academy Of Music de Malmö (Suecia).

Esta artista ya ha publicado varios discos y ha presentado sus trabajos en festivales de todo el mundo con más de 500 conciertos en cuatro continentes. En 2017 recibió la Medalla al Mérito Cultural de las Artes Escénicas y la Música de Castilla-La Mancha. Desde 2016 es la directora artística del Festival de Músicas del Mundo de Toledo.

El 22 de julio llegará a la capital cacereña el quinteto Ranky Tanky procedente de Charleston en Carolina del Sur (EEUU) que subirá a las tablas la tradición de la cultura afroamericana ‘Gullah’ de una manera vanguardista. 

El grupo ha conseguido grandes logros musicales como el ‘Best regional roots music album’ en los Grammy de 2020 por su segundo trabajo, titulado Good Time.

El toque cacereño lo pondrá la artista Chloé Bird que ha sido galardonada como Mejor Artista Extremadura en los Premios Pop Eye de 2013 y 2019. Ha publicado ya cuatro discos y en los jardines de Pedrilla adelantará algunos temas de su próximo álbum titulado ‘Flores y escombros’, que ya ha sumado más de un millón de escuchas en Internet.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kiko Veneno (@kikoveneno.music)

El turno del flamenco llegará el viernes 5 de agosto con Tomatito, cuya guitarra se fusionará con un grupo de músicos cuidadosamente seleccionados por su afinidad con el espíritu musical gitano con el lema: «Un flamenco tiene que tocar flamenco…».

José del Tomate a la guitarra, Kiki Cortiñas y Morenito de Íllora, al cante, e Israel Suárez ‘Piraña’ en la percusión, conforman parte del elenco artístico que acompañarán al guitarrista en su puesta en escena en su paso por Cáceres.

Uno de los platos fuertes de Las Noches de Pedrilla llegará de la mano de Kiko Veneno, que actuará el 12 de agosto. El artista, todo un referente en el panorama musical español, vuelve a los escenarios con conciertos con banda, donde las canciones de ayer y de hoy se verán respaldadas instrumentalmente por una formación cómplice, que ha elegido el propio artista.

El broche de oro lo pondrá Valèrie Ekoumé el 19 de agosto. La artista franco-camerunesa presenta en Cáceres su tercer álbum, ‘Monè’, en el que ha colaborado con Guy Nwogang y con el que profundiza en sus raíces camerunesas, dando como resultado los ritmos propios de Camerún como el Assiko o el Essèwè.

De familia de músicos, creció escuchando varios estilos musicales de rumba congoleña, el pop como Michael Jackson y también música camerunesa. En 2004 cuando comenzó a trabajar activamente con Manu Dibango en Soul Makossa Gang, lo que supuso un antes y un después en su trayectoria. Posteriormente, en 2005 se unió a la American School of Modern Music de París, donde se especializó en la formación de músicos.

Con su segundo trabajo ‘Kwin na kingue’ (2017) entró en el TOP 10 de álbumes de música africana y Músicas del Mundo de RFI. Valèrie Ekoumé ha colaborado con artistas como Coco Mbassi, Alain Barriere, Papa Wemba o Meiway, entre otros.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí