Serrat
Joan Manuel Serrat, en el primero de sus dos conciertos en el Teatro Romano de Mérida. - DIEGO CASILLAS/STONE&MUSIC

El público de Mérida ha comenzado a despedirse de Joan Manuel Serrat este domingo en el primero de sus conciertos en el Teatro Romano enmarcados en el Stone&Music Festival. Cabe destacar que estas actuaciones forman parte de la última gira de su carrera sobre los escenarios, ‘El vicio de cantar: 1965-2022’.

El público abrazó al cantante catalán con una gran ovación al principio del concierto, que estuvo lleno de emoción y recuerdos que el artista iniciaba con ‘Dale que dale’, tras la que saludó cariñosamente a los espectadores: «¡Qué gusto da verlos aquí! He venido a despedirme de esta tierra y aclaró que este no es mi último concierto».

Y es que este era primero de los dos conciertos en el certamen emeritense, a la espera del que celebrará este mismo lunes, ambos con todas las entradas agotadas.

Serrat salió al escenario con un vaquero y guayabera de lino azul y, como telón de fondo, la majestuosa escena del Teatro Romano de Mérida. ‘Mi niñez’, ‘El carrusel del furo’, ‘Romance de curro de palmo’ y ‘Señora’ fueron las siguientes canciones, homenajes a sus familiares y recuerdo de las duras épocas de la Guerra Civil y la posguerra.

En el espectáculo continuó con temas clásicos como ‘Lucía’, ‘Algo personal’ y ‘No hago otra cosa que pensar en ti’, informan desde el festival en nota de prensa.

El público, que abarrotaba el teatro, estaba totalmente entregado y el cantautor le hizo viajar a través de su característica voz repasando toda su vida musical con ‘Mediterráneo’, ‘Hoy puede ser un gran día’ o ‘Para la libertad’.

Además, como viene siendo habitual en el artista, Serrat se lució contando chascarrillos, habló de sus padres y de sus abuelos, e incluso de las preguntas sobre música que se pueden plantear a ‘Alexa’. Por supuesto, uno de los grandes momentos de la noche fue el homenaje al poeta Miguel Hernández acompañado de la interpretación de las ‘Nanas de la cebolla’.

Repasó hasta veintitrés de sus grandes temas en lo que supone el ecuador del Stone&Music Festival. Entre aplausos y vítores el barcelonés se despidió del público con uno de sus clásicos más esperados, ‘Penélope’.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí