el olivo
Foto de arbol de olivo creado por kotkoa - www.freepik.es

Los viejos árboles del olivo parecen viejas madres vigilantes y fuertes, pero necesitan nuestro cuidado y protección. Nos dan aceite, nos dan madera hasta cuando mueren, sus flores son comida para las abejas que hacen miel y, bajo sus ramas se cobijan y alimentan muchos animales salvajes y domesticados.

Estamos acostumbrados a ver junto a nuestros pueblos pequeño o grandes olivares a los que no prestamos atención. Se han encontrado restos fósiles que datan del Paleolítico, unos 37.000 años. Es una de las especies arbóreas más antiguas conocidas.

Entre los egipcios el olivo simboliza la trascendía la inmortalidad. Isis había dado a los hombres este árbol, su forma de cultivo y el procedimiento de extracción del aceite. De hecho, uno de los ritos era se colocar una ramito de olivo en los sarcófagos.

Durante la antigua Grecia el olivo tuvo un papel fundamental: Atenea hizo brotar un olivo lleno de frutos.

En Roma la rama de olivo representaba la victoria, la alegría, la divinidad y la buena suerte. Se trata de un árbol con mucha simbología desde la antigüedad venerado en las distintas civilizaciones y religiones, algo que fue heredado por la tradición judeo-cristiana                      

La Biblia, por su parte, está repleta de referencias al olivo, a su fruto y al aceite. Para el cristianismo se trata de un árbol emblemático y encontramos referencias a Getsemaní, ubicado en el «Monte de los Olivos». A Noé, su paloma y su ramito de olivo, pues cuando regresó la paloma con una ramita de olivo en sus pico Noé entendió que la vida continuaba

En la religión judía es el aceite es símbolo de Bendición Divina. En los Menorah, los candelabros de siete brazos, utilizan aceite de oliva. Se usa en las ceremonias , ritos y para ungir a los reyes o los sacerdotes.                                                                                    Para los musulmanes, el olivo y su aceite se relacionan con la Luz de Dios que guía a los seres humanos. 

Por si esto fuera poco, el olivo aporta una riqueza natural inmejorable, pues su aceite saludable se utiliza de mil formas, tanto alimentaria como cosmética. Si queremos aprender a valorar nuestra tierra comencemos por estas viejas madres que nos acompañan hace tantos años.                                                      

Feliz día. Cuidemos nuestra tierra y nuestra ciudad y no permitamos que la envenenen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí