Jorge Barrantes y Sergio Pérez. Cuentos de Oro

¿Cómo surge Cuentos de Oro?

Jorge: Pensamos que había que adaptar los clásicos a los más pequeños, que ellos fueran el público y los verdaderos protagonistas de las historias del Siglo de Oro.

Sergio: Al final de lo que se trata es de acercar al público infantil a los autores del Siglo de Oro y a sus obras de una manera dinámica y divertida. Cuentos de Oro es un espectáculo para toda la familia en el que, a medida que va pasando la obra, el espectador adulto acaba encontrando al niño que un día fue.

¿En qué autores clásicos os inspiráis?

Jorge: En esta edición contamos con tres autores. En el principio de la obra interpretamos la locura de Cervantes y El Quijote.

Sergio: En la segunda parte mostramos el clásico enfrentamiento entre dos autores más estudiados del Siglo de Oro: Calderón y Lope de Vega.

¿Cómo ven el mundo actual dos personales recién salidos del Siglo de Oro?

Jorge: Los Serenos de Oro son dos personajes viajan a través del tiempo para transmitir la literatura del Siglo de Oro. Llegan al siglo XXI y la mayoría de las veces se encuentran a una generación que sabe más de lo que ellos creen.

Sergio: Además, estos personajes no juzgan, no discriminan a nadie y tienen toda la libertad para jugar e imaginar.

En un país en el que uno de cada cuatro universitarios no lee libros… ¿Por qué es importante conocer la magia del teatro en la infancia?

Sergio: Hace poco leímos un articulo que decía que el teatro era la asignatura pendiente del sistema educativo.

Jorge: Yo creo que en estos tiempos hace falta empatía porque, al final, socializamos mucho a través de las redes sociales. El teatro es la herramienta fundamental para el siglo XXI.

¿Cómo está siendo la reacción del público?

Sergio: Muy buena. La verdad que Cáceres siempre suele responder muy bien a este tipo de eventos. También influye que pasar el domingo por la mañana con los peques en Cánovas es un plan estupendo.

Por último, ¿Por qué nadie puede perderse Cuentos de Oro?

Jorge: Los domingos a las 12 de la mañana hay muy buena sombra el Parque Calvo Sotelo. Ahí es nada…

Sergio: Nuestra actuación dura alrededor de media hora o 40 minutos y te aseguro que los niños tendrán un subidón de energía de manera dinámica y pedagógica. Por si esto fuese poco, los padres pueden participar y compartirlo con ellos ¡Un planazo!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here