¿Cómo es eso de ser un intermediario inmobiliario entre particulares, Tomás Pintor?

Llevo más de 20 dedicándome a labores comerciales. Por tanto, tengo una amplia experiencia tratando con personas y ahora, con mi agencia inmobiliaria, trato a mis clientes de tú a tú. Lo que hago es ayudarles según sus necesidades.

Por ejemplo, recojo las llaves de un domicilio y gestiono las tareas de limpieza, pintura e incluso decoración. Toda una puesta a punto para favorecer el alquiler.

¿Qué es lo que ofreces tú que no pueden encontrar en otro sitio?

Mi labor es la de asesorar bien al cliente analizando cada caso al milímetro. En muchas ocasiones, las grandes cadenas de servicios inmobiliarios ofrecen un trato muy impersonal que no resulta efectivo.

¿Está habiendo un cierto repunte tras la crisis en el sector inmobiliario?

Sí, sobre todo hay mucha demanda de pisos en el centro, tanto para alquilar como para comprar.

Así las cosas, Tomás Pintor, ¿los cacereños prefieren alquilar o comprar?

Mayormente alquilar, aunque siempre está el deseo de comprar en el momento que se pueda. Además existe la ayuda al alquiler que supone un incentivo a la hora de escoger una opción. Por otra parte, una hipoteca en Cáceres supone más o menos la misma cantidad al mes que un alquiler y, seguramente por esa razón, los cacereños tengan siempre en mente terminar comprando una vivienda. La hipoteca es más rentable, porque al final el piso es tuyo.

¿Preferimos comprar en el centro o la balanza se inclina hacia los nuevos barrios de las afueras?

Hay de todo un poco pero la tendencia es a vivir en el centro. Ya no se busca la casa idílica en las afueras porque hay muchas escaleras sino que se prefiere un piso en el centro, aunque sea antiguo, para reformar.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here