Tango. Víctor M. Jiménez.

El último diente de leche
Víctor M. Jiménez

No se viaja a los arrabales
de los balbuceos primeros
si no es con un pasaporte
de piantado en el bolsillo.

Y aunque todos miran las huellas
de los caminos,
nadie acepta el deseo
de regresar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here