Los Premios San Pancracio 2021 claman por la vuelta del público a las salas de cine

La gala de entrega de los Premios San Pancracio del 2021, celebrada el pasado sábado y con la que se clausura el Festival de Cine Español de Cáceres, estuvo llena de emoción y reivindicación. Así, además de las palabras de agradecimiento de los galardonados se sumó un clamor casi general por volver a llenar las salas de cine. “El público es imprescindible, el cine, mi oficio, no tendría sentido si no se viera, si no se sintiera”, declaró la actriz Marisa Paredes, Premio San Pancracio de Honor.

De uno otro modo, “los premiados defendieron en sus respectivos discursos el papel destacado tanto del cine como de la cultura para la sociedad y más en estos tiempos que vivimos”, informa el festival en nota de prensa.

Tanto es así, que el presidente de la Fundación Rebross, que  organiza el Festival, Paco Rebollo, quien entregó el premio a la Marisa Paredes, habló en su intervención sobre las dificultades para celebrar la 28 edición del Festival en plena pandemia y “la falta de respuesta del público”. No obstante, confía en que “las salas puedan recuperar sus espectadores poco a poco“, prosigue el festival.

Ademas, Rebollo subrayó la “gran presencia femenina en el palmarés de los San Pancracio de este año”, que “le llenaba de orgullo”. Asimismo, tuvo un recuerdo especial para todas las personas que se han quedado en el camino en el último año, entre ellas mencionó de forma especial a la presidenta de la Diputación de Cáceres, Charo Cordero.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Festival de Cine de Cáceres (@festivaldecinecaceres)

La actriz extemeña Carolina Yuste, Premio San Pancracio Reyes Abades 2021, fue la primera en recoger su San Pancracio con perejil. La actriz agradeció a la “gente que sigue luchando por hacer realidad eventos como el Festival de Cine Español de Cáceres”. Igualmente, destacó que ella sí es profeta en su tierra porque se ha sentido “muy impulsada” en Extremadura y reclamó seguir apoyando el cine, la cultura y la educación “para hacer un mundo mejor”.

Por su lado, la actriz Loreto Mauleón, galardonada con el San Pancracio a la Mejor Actriz de 2021 de serie por su personaje en Patria, expresó su ilusión por la obtención de este premio, agradeció que este año se hubiera podido sacar adelante el Festival y deseó poder regresar el año que viene.

El único de los premiados que no recogió su premio personalmente, el actor Darío Grandinetti, San Pancracio Mejor Actor de Serie por Hierro porque estaba rondando en Argentina, envió desde allí un vídeo de agradecimiento y subrayó, que “el cine ha sido una compañía necesaria en estos tiempos”, por eso calificó de “elogiable” la labor del Festival cacereño.

La directora Pilar Palomero, San Pancracio 2021 a la Dirección Revelación por Las niñas, elogió que el Festival le había devuelto a una cierta “normalidad” al haberse podido reencontrar con sus compañeros y se manifestó optimista: “Volveremos a rescatar nuestros espacios”.

El San Pancracio al Mejor Actor por su papel en La maldición de los guapos, Gonzalo de Castro, expresó su emoción por volver a escenarios como el de Cáceres tras meses de sequía por la pandemia. “Solo el cine tiene sentido cuando lo hacemos ante el público en una sala y es a lo que me quiero dedicar en la vida”, afirmó.

Luego, Nathalie Poza, premiada con el mismo San Pancracio en categoría femenina por su interpretación en la película rodada precisamente en Cáceres Invisibles, de Gracia Querejeta, recordó haberse sentido como en casa durante el rodaje y quiso dedicarle el reconocimiento a la maquilladora de la película fallecida, Milu Cabrera.

Por su lado, la prestigiosa directora Isabel Coixet, la penúltima galardonada de la noche, subió al escenario del Gran Teatro de Cáceres para recoger su San Pancracio a la Mejor Dirección por Nieva en Benidorm. Así, reconoció que este premio le gusta mucho porque “siempre está muy bien tener un San Pancracio en la vida”. La directora española que más ha dirigido fuera de nuestras fronteras, reafirmó su espíritu internacional porque, dijo, que está muy bien sentirse de un sitio, pero que ese sitio no es exclusivo. “Uno puede tener raíces en muchos sitios”, aseguró.

Por último, una de las grandes damas del cine español, Marisa Paredes, transmitió energía y ganas de vivir al recoger su reconocimiento a toda una vida dedicada a la interpretación. Sus palabras de agradecimiento se convirtieron en un canto a la vida. “A pesar de lo que hemos vivido, he sentido la alegría de estar viva porque la vida es algo hermoso. Viva la vida, el cine y la alegría”, dijo. Igualmente, puso en valor a la cultura porque “es lo que queda” cuando todo lo demás desaparece y por eso concluyó con un grito: “Viva la cultura y viva la libertad”.

La gala benéfica, que comenzó a las 19:00 y duró poco más de hora y media, estuvo dirigida por Marcos Yepez y contó con la comicidad del actor cacereño Chemi Moreno para arrancar carcajadas del público, además de las interpretaciones musicales de la cantante cacereña Olana Liss, acompañada al piano de Geni, y de María González y Mar Cabezas, acompañadas por Paco Luis al piano.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here