Los comerciantes de Cáceres se niegan al cierre

La Asociación de Empresarios del Comercio de Cáceres (AECA) ha registrado este jueves un escrito en el Ayuntamiento y en la Junta de Extremadura para mostrar su rechazo al cierre del comercio. Además, exigen explicaciones sobre esta medida y piden soluciones para solventar la que suponen será «una ruina económica y social» para muchas familias que viven de este sector, muy castigado por la crisis provocada por la pandemia.

Así, tanto representantes de AECA como otras asociaciones de zona como Rodríguez Moñino, Astoria, Gómez Becerra o la plaza de los Maestros, se han reunido esta mañana y han solicitado una «reunión urgente» con el alcalde de la ciudad, Luis Salaya, y la concejala de Comercio, María Ángeles Costa. De esta manera, quieren trasladar su malestar con esta normativa que se ha decretado en 16 localidades extremeñas, entre ellas la capital cacereña, por presentar datos de contagios superiores a los 500 casos en catorce días.

«Sabemos que la situación es muy grave y estamos de acuerdo en que se tomen medidas pero el cierre no es la solución», ha indicado la presidenta de AECA, Paki Campos, que ha subrayado que esta medida no impide la movilidad de la población, porque que los cacereños podrán viajar a otras ciudades a comprar, máxime en este periodo de rebajas que comienza justo este jueves en la región, por lo que los contagios pueden seguir creciendo.

Por estas razones, los comerciantes de Cáceres rechazan el cierre y proponen medidas como abrir los establecimientos con cita previa, la reducción de aforos a un porcentaje mayor o establecer jornadas continuadas de apertura con horarios limitados, ha explicado Campos.

En esta línea, no comparten que puedan subir la persiana algunos negocios como floristerías, estancos, papelerías, gimnasios, tiendas de animales o parafarmacias, establecimientos estos últimos en los que se venden perfumes, mientras que, por ejemplo, una perfumería debe permanecer cerrada.

Campos ha destacado que el comercio minorista cacereño «ha cumplido las normas sanitarias» y no hay conocimiento de que sea un foco de contagios de coronavirus, por lo que ha pedido a las autoridades que se adopten otras medidas que no castiguen a este sector que «no tiene la culpa de la situación».

Escaparates clausurados 

Para protestar por la decisión de cierre, AECA ha propuesto a los comercios cacereños que clausuren los escaparates, apaguen las luces y cuelguen carteles en señal de rechazo a esta medida y de apoyo al sector, del que viven cientos de familias en la ciudad.

«El comercio es el medio de vida de muchas familias y si nos obligan a cerrar están abocando a mucha gente a una ruina social y económica», ha destacado la recién elegida presidenta de AECA, que lleva poco más de un mes en el cargo.

Los comerciantes cacereños lamentan también que esta decisión coincida con el periodo de rebajas, ya que el aumento de ventas podría suponer «una inyección económica». Además, va a afectar también a los cambios y devoluciones de los regalos navideños que «no se podrán efectuar», ha señalado Campos, que no sabe si se podrán ampliar las rebajas ya que no se trata de una decisión de la administración local y el cierre del comercio no afecta a toda la región.

En este sentido, ha reiterado en que los cacereños no pueden comprar en su ciudad pero sí pueden hacerlo en otras localidades cercanas a las que no afecta el cierre, por lo que, a su juicio, esta medida no acaba con la movilidad y «los cacereños podemos seguir expandiendo el virus por otras localidades», algo que se acabaría con un cierre perimetral de la ciudad en el que no se pudiera salir pero sí consumir en comercios y establecimientos dentro de la capital cacereña.

«Desde luego el cierre del comercio no es la solución», ha espetado la presidenta de AECA, que también ha declarado que muchos empresarios no han recibido «todavía» una notificación de aceptación o rechazo a la solicitud de ayudas que estableció el Ayuntamiento de Cáceres para solventar la situación de los negocios en la primera ola de la pandemia.

Para abordar la situación actual del comercio local estaba prevista una reunión de AECA con el Gobierno cacereño el próximo día 26 de enero, pero ahora se solicita que ese encuentro se adelante debido a la «mala» situación del sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here