El concejal de Fomento del Ayuntamiento de Cáceres, Andrés Licerán, explicó la pasada semana que las obras de la calle Alzapiernas (en las que se instalarán unas escaleras mecánicas) estarán listas “antes de final del verano”. Añadió también que se está estudiando la “fórmula legal” para compensar las pérdidas que están sufriendo los negocios de este barrio desde enero.

A pesar de que Licerán no quiso dar una fecha concreta, sí ha adelantó que antes del otoño podría estar terminada esta obra, que tuvo que pararse por la aparición de unos restos arqueológicos. Posteriormente, se instaló una pasarela de color grana para evitar las molestias en esta céntrica calle de paso, una de las principales entradas a la parte antigua.

Se informó de Alzapiernas estaría lista a finales de julio

Los trabajos se retomaron el 3 de junio, después de que el aluvión de turistas que recibe Cáceres aflojara tras Semana Santa, WOMAD y Ferias de San Fernando. Un mes después la obra parece estancada, por lo que el concejal afirmó que van a “estar muy encima de la ejecución de la obra y en contacto en todo momento con los comerciantes y los vecinos para intentar que se acabe cuanto antes y que tenga el menor número de problemas posibles”, en declaraciones a medios.

Licerán aclaró que se ya se ha pedido a la empresa que se está encargando de ejecutar las obras de la calle Alzapiernas que “sea lo más diligente que pueda” en la finalización de la obra para que terminen “cuanto antes” los problemas que esta obra está provocando, tanto a la ciudadanía cacereña como a los turistas y, “especialmente a los comerciantes de la zona, a los que se les ha pedido paciencia tantas veces en los últimos meses que se les está acabando”, reconoció el concejal que también aseguró que no se ha detectado “ningún” inconveniente nuevo en la ejecución de las obras.

Uno de los negocios más perjudicados es el bar La Esencia Extremeña, que está cerrado desde que se reanudaron los trabajos el pasado 3 de junio y cuyo dueño ha mostrado en redes sociales su indignación y su protesta por las pérdidas que le está ocasionando tener su negocio clausurado.

Indemnizaciones a los comerciantes
El nuevo concejal de fomento quiso explicar también que el ayuntamiento está estudiando habilitar una línea de ayudas para paliar las pérdidas de éste y otros negocios. Así, Licerán informó que el equipo de Gobierno está viendo la “fórmula legal” y está estudiando “si es viable que se pueda conceder algún tipo de ayuda pero no está clara la posibilidad de que esto ocurra”, aclaró.
“Vamos a intentar tener la máxima sensibilidad con este tema para que, si se ha perdido dinero en la ejecución de una obra pública, pueda compensarse”, subrayó el concejal.
Es digno de mención que las obras comenzaron el 28 de enero y se preveía que las escaleras estuvieran a pleno rendimiento para e 1 de abril.
Al perforar la calle aparecieron restos de canalizaciones del siglo XX, que produjeron un parón de la intervención en Semana Santa, San Jorge, el WOMAD y las Ferias. Cuando todos los grande eventos primaverales pasaron se aseguró que las obras finalizarían a finales del mes de julio. Ahora estamos ya en la segunda quincena y se vuelve a retrasar la fecha para mediados de septiembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here