La vuelta a las aulas será el 1 de junio, aunque es prioritaria la formación online
Foto de Fondo creado por freepik - www.freepik.es

La vuelta al las aulas será el próximo lunes, 1 de junio, y la forma presencial estará centrada sobre todo en tutorías, orientación, repaso y preparación de pruebas finales de evaluación, promoción o titulación, y siempre de carácter voluntario para el alumnado, que deberá confirmar su compromiso de asistencia.

De esta forma, las actividades lectivas continuarán de forma prioritaria a distancia y online durante lo que queda de curso escolar 2019/20, según detalla la Junta de Extremadura en nota de prensa.

De cualquier modo, las actividades de carácter presencial en esta vuelta a las aulas que se realicen tendrán que seguir las medidas dictadas por el Ministerio de Sanidad. Así, escolares y profesores deberán portar medidas de protección y seguir indicaciones sobre la higiene para “preservar la salud y ofrecer un servicio educativo muy necesario”, ya que serán de tutoría, orientación, repaso y preparación de pruebas finales de evaluación, promoción o titulación.

Así lo establece la instrucción de la Consejería de Educación y Empleo para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la Fase 2 de desescalada. La misma entrará en vigor el 1 de junio para la atención presencial de alumnado y/o familias.

Dicha instrucción, que incluye aportaciones realizadas por sindicatos, equipos directivos de los centros de Secundaria y organizaciones empresariales de la enseñanza concertada, establece que “se atenderá y dotará de recursos al alumnado que con mayor intensidad esté sufriendo la brecha social y digital ocasionada por la pandemia”, explica el Ejecutivo regional.

Así, a partir del próximo lunes, el profesorado compatibilizará las actividades presenciales con las tareas a distancia o en línea. No obstante, esta situación no tiene que suponer “un aumento de su horario laboral semanal”, ha expresado el secretario general de Educación, Rafael Rodríguez de la Cruz.

Para esto, los equipos directivos adaptarán el horario del profesorado que deba participar puntualmente en el desarrollo de estas actividades presenciales. Las mismas tendrán lugar  2 ó 3 días a la semana y con un máximo de 4 horas diarias, mientras que las agrupaciones de alumnos se harán garantizando la distancia mínima de 2 metros entre ellos y atendiendo, de forma prioritaria, al alumnado que presente necesidades específicas de apoyo educativo o especialmente vulnerable.

En este sentido, debido a la “importancia” de a asistencia del alumnado especialmente vulnerable y del que utiliza el transporte escolar, la instrucción tiene prevista la incorporación del personal de los Equipos o Departamentos de Orientación: educadores sociales, especialistas en Pedagogía Terapéutica y de Audición y Lenguaje, en función de las necesidades del alumnado y de la organización del centro.

Todas las medidas organizativas para la vuelta a las aulas deberán recopilarse en la organización completa de la Fase 2 que los centros deben remitir a sus delegaciones provinciales. Para ello, tendrán de plazo hasta el día 5 de junio inclusive. En esta línea, deberán enviar antes del 29 de mayo  el número de estudiantes por ruta de transporte escolar que van a hacer uso de este servicio.

Pruebas voluntarias

En base a la instrucción, durante la Fase 2 no se podrán realizar exámenes presenciales en grupo al uso, pero sí individuales o en grupos reducidos, si el profesorado considera que esta prueba puede mejorar el resultado de la evaluación del alumnado. Las mismas serán voluntarias y “deberán garantizar la equidad y objetividad en los procesos de evaluación y calificación del aprendizaje”.

En esta misma línea, las actividades presenciales en la vuelta a las aulas, que se desarrollarán durante la Fase 2 serán de refuerzo, apoyo y orientación educativa, tanto en Educación Primaria como en los tres primeros cursos de ESO y el primero de Bachillerato. Además, podrán ser individuales  o en grupos reducidos para el alumnado que, a juicio del claustro de profesores y/o previa petición de la familia, necesite realizar este tipo de actividades.

El alumnado de 4º de ESO tendrá también opción de organizar otras actividades que faciliten la orientación académica y profesional para consolidar o reforzar las competencias clave y que les ayuden a su formación posterior. 

En el caso del alumnado de 2º de Bachillerato, las actividades presenciales estarán centradas en las materias de las que se examinan en la EBAU, señala la Junta.

Por su parte, en la vuelta a las aulas para la Formación Profesional, el alumnado de los segundos cursos de ciclos de Grado Medio, Superior y FP Básica podrán acudir a actividades lectivas presenciales de tutoría y resolución de dudas relacionadas con los contenidos que hayan suspendido en las evaluaciones previas. También podrá acudir de forma voluntaria el alumnado que tenga que hacer la defensa del módulo de proyectos.

Los centros de enseñanza de régimen especial abrirán, después de su limpieza y desinfección, para la realización de funciones administrativas y para la asistencia voluntaria del alumnado si está cursando estudios en los que vayan a obtener certificación/titulación, según proceda en función del calendario escolar.

En el caso de las Escuelas Oficiales de Idiomas, el calendario escolar se ha modificado ampliando las actividades de docencia directa hasta el 12 de junio.

En los centros cuyas pruebas finales de promoción y/o certificación/titulación no hayan sido suspendidas, se podrán realizar de forma presencial, puntual y voluntaria, individualmente o en grupos reducidos, siempre que se pueda garantizar el protocolo de prevención y protección. También se podrá acudir a entregar trabajos con cita previa.

En el caso de la Educación de Personas Adultas, los centros abrirán para la realización de funciones administrativas y la organización de la vuelta a la actividad presencial y voluntaria del alumnado, adaptándose a las particularidades de estas enseñanzas.

Medidas de higiene y prevención

En cuanto a las medidas de higiene y/o prevención, la instrucción irá acompañada de un Protocolo de Seguridad y Salud elaborado por la Consejería de Educación y Empleo. El borrador del mismo será evaluado este miércoles a la aprobación del Comité Sectorial de Seguridad y Salud.

Dicho protocolo desarrollará las medidas contempladas en la instrucción relativas a la limpieza y desinfección de los centros, la organización relativa a la circulación de personas y la distribución de espacios para garantizar las distancias de seguridad interpersonal.

La instrucción también recoge la limitación del empleo de documentos en papel y su circulación. Además, la plantilla de trabajadores debe estar separada en el centro así como los usuarios en los lugares de atención al público y la provisión de material de protección a los trabajadores de los centros, señala la Junta de Extremadura

A los empleados con patologías sensibles al COVID-19 tendrán una especial atención en la instrucción, que también indica que ninguna persona con síntomas de COVID-19 podrá asistir al trabajo. Las medidas extraordinarias de protección recogen también el uso individual de los aseos, que se limpiarán al menos 3 veces al día, deberán disponer en todo momento de jabón y toallas desechables y estar dotados de cubo de pedal.

Los ascensores también serán de uso individual, menos cuando la persona que los utilice precise la asistencia de un acompañante. Asismiso, las zonas comunes contarán con carteles que recordarán a los empleados que no deben permanecer innecesariamente en dichas zonas, así como la necesidad de mantener la distancia.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here