Lucibela en las Noches del Pedrilla

La samba, los ritmos africanos y un excepcional vibrato se darán cita en Cáceres este viernes gracias a la actuación de Lucibela en ‘Las Noches del Pedrilla’.

Esta joven caboverdiana nació en 1986 en São Nicolau, una de las islas de Barlavento, al norte del archipiélago del Sahel publicó su primer álbum, Laço umbilical, el cordón que une a la cantante con su tierra, el pasado año.

Así, a lo largo de sus trece canciones, Lucibela, apodada ‘la voz de oro’, reflexiona sobre los problemas que supone ser mujer africana, vivir lejos de su tierra y amar.

Uno de sus referentes musicales es Cesaria Évora

Lucibela cuenta con un gran registro vocal que bebe de los grandes sambistas de Brasil a la vez que añade un singular vibrato. Sus temas están compuestos por viejos maestros como Manuel de Novas y la generación que le sigue (Jorge Humberto, Betu, etc.), que se suman a las canciones del repertorio tradicional, del que Lucibela es firme defensora. Lucibela, al igual que Elida Almeida, que escribió dos de las canciones, ya pertenece a una nueva generación sin complejos. Las dos mujeres jóvenes ahora tocan las guitarras guitarras, el saxofón, el acordeón, el cavaquinho y violín (todos los instrumentos tradicionales de las islas) que se fusionan con las nuevas tecnologías como son las tablets y la televisión.

Por todas estas razones, los directos de Lucibela son únicos, llenos de emoción, intensos y llenos de juegos audaces. Toy Viera, el arreglista y director musical de Laço Umbilical, que ya trabajó con Cesaria Evora y que también ha colaborado con Lura.

Lucibela y el paraíso musical

Lucibela creció en São Vicente, cuyo puerto Mindelo es famoso por varias razones. Su madre era viuda y se mudaron a Mindelo para que Lucibela y sus hermanos pudeiran estudiar. Esta ciudad está considerada como un paraíso musical donde llegaban marinos brasileños, ingleses, portugueses y cubanos y este crisol de culturas sembró las semillas de la morna y coladera, géneros criollos y mestizos, divulgados por todo el mundo por una de sus ilustres intérpretes, Cesaria Evora, nativa de Mindelo.

Antes de finalizar sus estudios, la madre de Lucibela falleció y se vio obligada a trabajar como cantante en los hoteles interpretando las clásicas canciones de Cesaria Evora.

Posteriormente, formó un grupo que ya exploraba los terrenos del pop brasileño, el jazz o el rock, que fusionaban con los ritmos tradicionales de Caboverde.

Tras esta etapa, Lucibela se unió a la banda de Mindel Som y se fue a la isla de Sal, donde revitalizó el papel de cantante de hotel. En 2012, se fue a vivir a la capital de su país, Praia. Allí fue donde conoció a Mario Lucio, el veterano Ministro de Cultura de Cabo Verde, que además es compositor y artista ecléctico y de gran trayectoria, al igual que a Kaku Alves, guitarrista de Cesaria Evora durante casi 15 años. Lucibela cantó en el Quintal da Musica y participó en los concursos de talentos televisivos Talento Estrela y Estrela Pop, llegando a la final. Actualmente, esta artista vive en Lisboa, donde, para no oxidarse, sigue cantando también en las plazas y calles.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here