La libertad de expresión y la cultura protagonizan la gala de la XIII edición de los Premios Avuelapluma

El pasado jueves fue un día grande para la cultura y la libertad de expresión con la vuelta de la XIII edición de los Premios Avuelapluma, tras año y medio sin poder llevarse a cabo debido a la situación sanitaria.

Este año los galardonados han sido Nacho Carretero, periodista y autor de ‘Fariña’, la actriz cacereña Cristina Gallego, colaboradora en El Intermedio, la cantautora Bambikina o la escritora extremeña de novela negra Susana Martín Gijón. Por su parte, el fotoperiodista melillense Jesús Blasco de Avellaneda fue galardonado con el Premio de Fotografía ‘Juan Guerrero’. Por último, el Premio Avuelapluma de Cine fue a parar a ‘Cineclub El Gallinero’, que llevan 20 años programando películas de autor en Jaraíz de la Vera.

La gala de entrega de premios se celebró en el auditorio del Complejo Cultural San Francisco y todos los premiados recogieron en persona las plumas de hierro realizadas por el escultor Roberto Iglesias. A la cita también acudieron la Presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín, el subdelegado del Gobierno en Cáceres, José Antonio García, el presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, y el alcalde de Cáceres, Luis Salaya. La gala estuvo presentada por Inma Díaz y estuvo amenizada por la banda ‘Swing Ton ni song’.

La actriz cacereña Cristina Gallego emocionó al patio de butacas del auditorio cuando agradeció que le reconocieran con este premio hace casi dos años, en un momento en el que todavía no era tan conocida por su actual colaboración en ‘El Intermedio’. Posteriormente, realizó un repaso de su carrera para terminar con un alegato sobre el oficio de actor. “Me siento muy afortunada de poder vivir de mi trabajo. Solamente el 4% de la profesión lo hace y también se lo dedico a ellos”.

Por su parte, el periodista Nacho Carretero recordó la importancia de la libertad de expresión. “En España tenemos un rango de libertad alto, pero de repente ocurren cosas como que te secuestran un libro, algo que por encima de todo me generó mucha frustración”. Cabe recordar que su libro ‘Fariña’ fue retirado de la venta de forma cautelar. Carretero es también autor de ‘El Corredor de la muerte’ y actualmente escribe en ‘El País’ sobre temas de índole social, humanitaria y zonas de conflicto.

Jesús Blasco de Avellaneda, ubicado en la llamada Frontera Sur de Europa, que centra su trabajo en la inmigración, las personas refugiadas, el narcotráfico o el yihadismo, se mostró muy agradecido al recibir este galardón:

“He pasado muchos años dando la vida por el fotoperiodismo. Me llena de mucho orgullo recibir este premio y más si tiene que ver con la libertad de expresión. El periodismo forma parte de la cultura”. En esta línea añadió que “a Avuelapluma le hace falta crear el Premio de Fotoperiodismo nacional porque lo han ganado los mejores”.

La cultura en Jaraíz de la Vera

La XIII edición de los premios Avuelapluma contó con la particularidad de otorgar 2 premios a personas y colectivos originarios de Jaraíz de la Vera: Bambikina y el Cineclub ‘El Gallinero’.

El medio de comunicación quiso reconocer así la voz rasgada de Bambikina, que acompaña a sus letras desgarradoras con folk, psicodelia y rock. Cabe destacar que su último trabajo, ‘El Túnel’, describe los trastornos de ansiedad para dar visibilidad a uno de los males más comunes de nuestro tiempo. La cantante agradeció que este premio llegara en este momento porque supone “un soplo de aire fresco en tiempos difíciles ¡Todavía cuesta cerrar fechas de conciertos!”, para a renglón seguido resaltar: ¡Larga vida a la cultura y a los Premios Avuelapluma!

Por su lado, Fanny Luengo y Marc Vicente subieron a recoger el Premio de Cine Avuelapluma resaltando la importancia de vivir la experiencia de las salas de cine y la necesidad de cambiar las miradas en un pueblo de 6.000 habitantes. “Tenemos hambre de cultura y de cine ¡Extremadura está riquísima!, exclamaron.

Sergio Martínez, vicepresidente de la Asociación Cultural Avuelapluma destacó en su discurso que esta entrega de premios se realiza “con total honestidad, libertad y muchísima ilusión. Nuestros premios tienen algo que no se puede comprar, la verdad”.

El broche de oro de la gala lo puso la intervención de Conrado Gómez, presidente de la Asociación Cultural Avuelapluma, quien realizó un alegato a favor de la libertad de expresión y la importancia de los medios de comunicación para la democracia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here