“La crisis del coronavirus ha convertido a mucha gente en epidemióloga y gestora de crisis mundiales” Covidiota
Jorge de Juan, autor del Manual del Covidiota.

Según el diccionario ‘pandémico’ de dudas un covidiota es…

Aquella persona cuyo comportamiento durante la crisis por el coronavirus demuestra distintos signos de idiotez. Una definición de ese “diccionario pandémico de dudas” que estoy escribiendo en este mismo momento, y que se actualiza prácticamente solo.

Esta obra confinada y confitada, ¿Cómo surge?

Podría tirarme el rollo ‘coacher’ motivador y decir que la oportunidad de escribir el libro surgió de la crisis. Pero creo que es más acertado decir que surge del hecho de estar en cuarentena, aburrido, cabreado, con fiebre durante cinco días y con los bares cerrados. No sé si tiene mérito escribir bajo esas condiciones, creo que los elementos me lo pusieron fácil.

Y editada por Farraguas ¿en qué momento una editorial se llama Farraguas? ¿Es alguna metáfora de los perros flautas que no saben combinar y llevan los pantalones ‘ajorraos’?

Farraguas es el nombre de este proyecto editorial ‘desaliñao’ que he ido montando a la vez que escribía, durante el confinamiento. Farraguas es una palabra que todos los extremeños conocemos, nos lo han llamado a casi todos en la infancia. Me pareció una buena anti-imagen de marca. Y aunque haya nacido a fuerza de confinamientos, espero que se vaya dando a conocer. Larga vida a Farraguas. (Por cierto, ya que estamos, la web es farraguas.com)

En ella analizas, con mucha guasa los fenómenos de una pandemia mundial en este país ¿Cuáles han sido tus fuentes de inspiración?

Las fuentes de inspiración del libro son la idiotez, el cabreo social y el miedo a pensar que en España, definitivamente, tenemos una pandemia de cabrones que nos va a llevar a la extinción. La COVID-19 es una broma comparada con la mala leche que nos gastamos en este país.

Resulta que en esta España mía, esta España nuestra tenemos un capital humano imparable. De repente, hay virólogos, epidemiólogos, economistas y juristas a cascoporro. Todo esto sumado, además, a la fuga de cerebros de la crisis de 2008 ¿de dónde sacamos tanto talento?

La crisis del coronavirus ha convertido a mucha gente en epidemióloga, gestora de crisis mundiales, experta en economía, en salud pública y en hacer ruido con cazuelas y palos de golf. Para “fuga de cerebros”, la de ahora, y sin haberse ido a currar al extranjero.

Además, en esta España cañí pandémica han surgido nuevas formas fuentes de información 100% fiables como tuiteros o vídeos de WhatsApp ¿Cómo es posible tanto capital humano junto en un trozo de península?

Es que eso de leerse las medidas de prevención y las formas de contagio, o pararse a pensar en el bien común o defender la sanidad pública no da para memes.

«Mamá, no quiero seguir viendo al payaso ese, me da miedo». «Eso es porque te sientes azul, hija, no pasa nada, tú gestiona». «¿Pero qué azul ni qué gestiona? ¡Que me acojona, mama, que lo apagueees!». Niños hiperactivos viralizados. Hablemos de este momento.

Los niños están ya deprimidos, cada vez que ven a los padres sacar la cazuela gorda y descubren que en lugar de que haya macarrones con tomate para cenar, lo que hay es un revienta-tímpanos en su propia casa.

Aplausos y más aplausos. Los españoles y mucho españoles podríamos ganarnos también la vida acompañando a Peret o a los Cantores de Hispalis…

Bueno, en este momento el ruido de las cacerolas nos asemeja más a los Mayumaná

Y con cacerola, zambomba, anís del mono, bolsos de Prada y palos de golf, ya ni te cuento…

El palo de golf como símbolo de la libertad y de la revolución. 2020 pasará a la Historia, definitivamente. Yo pensaba que el manual del covidiota iba a quedarse en una anécdota, pero creo que ya puede servir para los libros de texto del futuro. Niños, esto fue 2020 en España, lo sentimos, no repitáis los errores del pasado, y sobre todo, no deis tanta vergüenza ajena como hemos dado nosotros.

Eso sí, España tiene un problema: los titiriteros que van de intelectuales ¿Qué es eso de leer, escuchar música o ver una peli española en tu tiempo libre? Vagos y maleantes ¡Hombre ya!

Es que vamos a ver, no necesitábamos para nada esas mamandurrias titiriteras: que si cine, series, teatro, música, litera­tura, pintura, cómic, videojuegos… porque nada de eso nos ha ayudado a pasar meses enteros sin poder salir de casa. Con una cinta de chistes de Arévalo y una buena cacerola, va que chuta.

¿Qué ha quedado de esa reflexión sobre el cambio que traería el COVID-19 a nuestras vidas?

Nos ha quedado una reflexión preciosa y una gran pandemia de cabrones…

Pues menos mal que nos queda Portugal…

Y no me extrañaría que nos cerraran las fronteras para siempre, por mucho que lleguemos a la fase tres en la crisis del coronavirus. Hermanos lusos, nunca os merecimos como vecinos. Para ellos vaya el aplauso, nosotros seguiremos con las cazuelitas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here