JC Corrales Mi alma es pura BoTiKa
EL actor JC Corrales recoge su Premio Avuelapluma de Artes Escénicas. José A. Caso.

Llevas casi 30 años en el mundo del espectáculo ¿cómo fueron esos comienzos?

 En el grupo de teatro ‘Jachas’ de Torrejoncillo de la mano de Raúl Moreno, querido y recordado por todo el sector teatral extremeño. Por aquel entonces nunca pensé que fuera a convertirse en mi profesión. De hecho, estuve varios años estudiando informática, en la universidad de Extremadura, a la vez que hacía teatro con LaBoTiKa… pudo más un escenario que un código binario. La vida es más diversa que ceros y unos.

Eres actor, productor, distribuidor, cantante, showman… ¿qué tiene esto que ver con el espíritu de LaBotiKa?

LaBoTika fue quien me enseñó el oficio. Lo bonito y lo duro que puede ser este trabajo. LaBoTiKa tiene espíritu de sátira y comedia, de crítica y reivindicación, de libertad… y así es mi alma, pura BoTiKa.

Por si esto fuera poco, has estado siempre muy vinculado a esta casa ¿volverá el horroroscopo?

 En esta “santa” casa me tenéis muy consentido… ¡de siempre! Lo del Horroroscopo fue una sección de humor, una broma del periódico con el lector… ¡lo increíble es que había gente que se lo tomaba en serio!

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Jose Carlos Corrales Moreno (@jccorralescc)

Fue ese punto de rebeldía que tenéis (y de poca vergüenza) lo que me animó a hacerla. Ahora mismo con el ritmo de trabajo que llevo no sé si tendría tiempo para volver a ella… ¡porque hacer humor lleva su tiempo!

 Siguiendo con lo nuestro… ¿cómo es ese momento en el que despliegas las alas en Horteralia?

 Todo el mundo que ama la música y los festivales tiene uno que es su favorito. Yo tengo dos: Horteralia y L@s Palom@s. Ambos llevan el mismo estandarte de libertad y diversidad, de buen rollo, de alegría y optimismo. Y esa es la burbuja en que me gusta vivir, necesito vivir. Cuando se abren las alas se abren todos esos sentimientos que quiero compartir con tod@s vosotr@s.

 Cambiando de tercio, aunque todo parezca jolgorio y fantasía, en realidad todas tus producciones tienen un poso de lucha por los derechos sociales y la memoria histórica, como vimos en Lorca, y en tu último espectáculo ‘Querida amiga’ ¿las revoluciones hay que bailarlas?

Las revoluciones hay que bailarlas, cantarlas, vivirlas, lucharlas… cada uno con la herramienta que mejor domine. La mía es la del escenario. Lo importante es que no os callen nunca. “Ladran, Sancho, señal que cabalgamos”.

Con todo esta trayectoria ¿qué supone para ti recibir el Premio Avuelapluma de Artes Escénicas?

¡Una enorme sorpresa! No tengo un currículum con toda mi trayectoria pero cuando miro hacia atrás (que miro poco, la verdad) me doy cuenta de la cantidad de cosas que he hecho… que hago. Y con la enorme suerte de hacerlas en mi región. Del cariño que me tiene el público, de lo generoso que es conmigo. Es un regalo ser profeta en tu tierra. Los reconocimientos siempre son bienvenidos y agradecidos. Estoy en el ecuador de mi carrera y esto me da fuerzas para ir a por la otra mitad. Gracias de corazón.

«Las revoluciones hay que bailarlas, cantarlas, vivirlas, lucharlas…»

 Para terminar, ¿me cuentas algo de tus próximos proyectos?

 Pues sigo en Canal Extremadura Radio con mi sección en ‘El sol sale por el oeste’ y… ¡estoy en plena distribución!. El año pasado produje 4 nuevos espectáculos y ahora toca darlos a conocer pasando ese difícil filtro que es el del programador y/o concejal de turno. Un filtro donde los intereses económicos o políticos, de intrusismo o competencia desleal, de desidia o falta de interés priman por encima de la calidad artística. El día a día de un distribuidor. Lo mismo con este premio se hace todo más fácil… (lo dudo).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí