Infinity Lithium plantea una mina 100% subterránea en Cáceres
El director general de Infinity Lithium en España, David Valls.

La empresa australiana Infinity Lithium ha transformado su proyecto de construcción de una mina a cielo abierto para extraer litio en el paraje de Valdeflores en Cáceres y ahora plantea una explotación cien por cien subterránea. Así construiría galerías que minimizan el impacto ambiental, el ruido y las emisiones de polvo.

El nuevo proyecto plantea una explotación a 26 años con una producción de 20.000 toneladas de hidróxido de litio al año y una inversión total de 530 millones de euros. De estos 410 corresponderían al desarrollo industrial para la transformación del litio. Se crearían 710 puestos de trabajo directos en la construcción, y unos 1.600 indirectos.

Esta planta industrial, que produciría hidróxido de litio y carbonato de litio, iría ubicada en las inmediaciones de la actividad minera en parajes que ahora están degradados, según ha informado el director general de Infinity Lithium en España, David Valls, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado de forma telemática por el CEO de Infinity Lithium, Ryan Parkin.

Este nuevo proyecto que se ha presentado ocuparía unas 60 hectáreas de terreno, el 30% de lo previsto en un principio, se excavarían galerías con una profundidad de 200 metros como máximo, y se generarían menos residuos porque la tierra extraída se volvería a recolocar. De esta forma, también disminuiría el consumo de agua para la actividad minera, que se obtendría de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), y no afectaría al suministro potable, según ha dicho Valls.

La empresa considera que este proyecto es viable económica y técnicamente por el aumento del precio del hidróxido del litio (actualmente se paga a 17.000 dólares la tonelada), y la utilización de tecnología puntera y profesionales expertos en este tipo de extracción minera que también se desarrolla en otras provincias cercanas como Huelva. «Es un desarrollo industrial novedoso», ha señalado Valls, que reconoce que supone un «esfuerzo muy grande» para la empresa.

El rechazo social e institucional que provocaba la construcción de una mina a cielo abierto, ha llevado a la mercantil australiana a plantearse esta fórmula de extracción del litio de la Sierra de la Mosca cacereña a través de un proceso bajo tierra. Cabe destacar que esta forma de explotación es más costosa pero más sostenible y, por tanto, van en línea de los proyectos que Europa está demandando para caminar hacia la transición energética y el vehículo eléctrico, para cuyas baterías es imprescindible el litio.

El CEO de Infinity Lithium, Ryan Parkin, ha recordado que Cáceres cuenta con uno de los mayores recursos de litio en Europa y ha recalcado que el proyecto que se plantea ahora busca un consenso social para poder llevarlo a cabo. «Queremos andar este camino con la sociedad, las instituciones y los políticos de Cáceres para aprovechar esta oportunidad para traer beneficios no solo para el presente sino para las generaciones futuras», ha indicado desde Australia vía online.

Tramitación administrativa

Sobre a los pasos administrativos que hay que dar, Valls ha recordado que los tribunales tienen que resolver el recurso planteado por la empresa ante la negación del permiso de investigación por parte de la Junta de Extremadura, respecto al primer proyecto presentado.

La idea es que cuando el juzgado de lo Contencioso-Administrativo se pronuncie y se active la tramitación, Infinity Lithium tenga lista toda la documentación de este nuevo proyecto, que se ha presentado como «firme» y «final» para comenzar con una nueva tramitación de permisos de explotación, ya que la investigación ya está hecha y también el estudio de impacto ambiental se reduce al tratarse de una mina subterránea.

De todos modos, tendría que salvar el escollo de conseguir los permisos urbanísticos del Ayuntamiento de Cáceres para actuar en la zona, ya que el Pleno municipal rechazó la modificación del Plan General Municipal (PGM) para permitir una actividad extractiva en el paraje de Valdeflores, tal y como solicitó la empresa.

El caso es que, según ha informado Valls, los planes de urbanismo solo afectan a la superficie de los terrenos por lo que, al tratarse de una mina subterránea, este trámite urbanístico podría salvarse también.

«Estamos hablando de un proyecto cien por cien subterráneo, con una reducción de las áreas ocupadas, que solo necesitará un 30% de la arenas del proceso, con un desarrollo industrial novedoso y es el único proyecto en España con tecnología para producir hidróxido de litio y carbonato de litio en grado batería, y estamos dispuestos a aportar los mayores beneficios a la sociedad y a recuperar zonas degradadas en compensación a los efectos que tiene un proyecto de este calado», ha finalizado Valls.

Para terminar, con respecto a la pregunta sobre la relación laboral de Cayetano Polo, que fue nombrado responsable de Relaciones Institucionales de Infinity Lithium en España, Valls ha explicado que realizó una labor «en un periodo muy concreto con unos objetivos muy concretos» pero ahora el proyecto está en otro periodo de desarrollo técnico, por lo que Polo ya no forma parte del organigrama empresarial.

Sin embargo, continúa colaborando con Infinity Litihum a través de su empresa Ecosistema 44 SL, que está llevando a cabo en estos momentos la restauración ambiental sobre el terreno donde iría ubicada la mina.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here