Proyecto industrial
Ramón Jiménez, CEO de Extremadura New Energies, en un momento de la comparecencia ante los medios de comunicación.

Extremadura New Energies (ENE) registró ayer en la Consejería para la Transición Ecológica y la Sostenibilidad del Gobierno regional el documento inicial del proyecto industrial integrado de procesado de litio que la compañía proyecta en Cáceres.

Se trata, según explicó el consejero delegado de la empresa, Ramón Jiménez, de una figura que contempla la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental, previa al inicio del procedimiento de EIA ordinaria. Su objeto es solicitar que el órgano ambiental elabore el Documento de Alcance del estudio de impacto ambiental (ESIA), que deberá presentar en un plazo de 3 meses y deberá recoger los informes de las distintas administraciones y personas afectadas en relación al proyecto que se promociona para, a la vista de la información que contienen, poder redactar el estudio de evaluación ambiental del proyecto de la forma más adecuada.

El documento presentado incluye todos los detalles del proyecto industrial, que coinciden con lo que la empresa viene explicando a lo largo de los últimos meses. “Da respuesta a todo lo que nos han trasladado tanto los vecinos de Cáceres como las administraciones en materia de sostenibilidad medioambiental”, por lo que se ha minimizado al máximo el impacto del proyecto en el entorno, asegura Jiménez. Por otra parte, el consejero delegado de Extremadura New Energies dejó claro que la compañía apuesta por la máxima transparencia y por poner toda la información al alcance de los ciudadanos, hasta el punto de que el mismo documento que se ha registrado en la Junta de Extremadura estará disponible en la web de ENE.

El proyecto

El proyecto industrial señala que tendrá una duración de 31 años. De ellos, 2 serán de preparación y construcción, 3 de rehabilitación y cierre y 26 de explotación. La previsión es que en esos 26 años de periodo de explotación se tenga una producción nominal de 19.470 toneladas de hidróxido de litio al año y un montante total de 467.000 toneladas de hidróxido de litio en grado batería.

El proyecto es de “minería interior” con relleno de los huecos excavados, lo que supone el descarte completo del proyecto inicial a cielo abierto, atendiendo así al proceso de escucha activa y a los compromisos con la sociedad cacereña.

Esta solución, según el proyecto industrial, reducirá no solo la huella del área de explotación, sino también la de la instalación de estériles y acopios. La planta, totalmente encapsulada, estará integrada en el entorno y el tratamiento, al ser pionero, además de generar hidróxido de litio grado batería, permitirá que los “estériles” generados puedan ser reutilizados en el sector agropecuario, de construcción o industria, favoreciendo la economía circular. Además, dicha planta cuenta con un sistema de aislamiento acústico para evitar ruidos en el exterior del recinto.

El método de explotación minera seleccionado es el de interior con la técnica denominada “taladros largos y subniveles” consistente en una explotación “por niveles en los que se abren cámaras discontinuas que posteriormente serán rellenadas con una mezcla de estériles de planta y cemento, denominado pasta”. Esta técnica es viable económicamente y, sobre todo, “la más respetuosa con el medio y con las características del proyecto”, se destacó.

Opciones de ubicación

El documento registrado recoge tres alternativas para el proyecto de Extremadura New Energies y que reunirían todos los requisitos previos: suelos compatibles con la actividad, no afección al valle de Valhondo, que estén alejados del casco urbano y cuente con una orografía idónea para minimizar la superficie de afección, buscando zonas ya alteradas por la actividad humana.

La primera de las opciones es la denominada “El Guijarro” en el km 6 del margen izquierdo de la EX206. El suelo permite la actividad extractiva y es una alternativa con fácil acceso, que ya está alterada por el ser humano. El diseño estaría integrado en el medio respetando las pendientes naturales de la zona y no superando las cotas del entorno.

Instalaciones Guijarro
Alternativa de ubicación de instalaciones Guijarro

La segunda es la denominada “Sur”. Se ubica en el Cerro Milano, por encima de la alternativa de Guijarro. Se encuentra más cerca de la zona de explotación y es la más alejada del núcleo urbano.

Instalaciones Sur
Alternativa de ubicación de instalaciones Sur

La tercera y última alternativa de ubicación es la conocida como “Las Muesas” en la zona norte del valle de Valhondo. Esta alternativa se asienta en un terreno que está “altamente modificado” por la actividad del hombre con la presencia de múltiples plantas, paneles solares, etc.

Instalaciones Muesas
Alternativa de ubicación de instalaciones Muesas

En todos los casos, se recalca, el entorno del proyecto minero no coincide con Espacios Naturales Protegidos declarados, contará con una planta totalmente encapsulada e integrada en el entorno para no generar afección.

Rehabilitación e impacto económico

El proyecto contempla un plan de rehabilitación para todo el entorno con el fin de prevenir cualquier efecto negativo sobre el medio ambiente y sobre las personas, consiguiendo la mayor integración en el entorno y minimizar el impacto visual de las estructuras.

Por último, se recordó también el impacto económico que tendrá para la ciudad y para la región. Durante la etapa de construcción se estima un pico de 1.500 trabajadores contratados de manera directa a los que se suman otras 700 personas contratadas de manera directa durante el proceso de explotación. Además, la previsión es que se creen otros 2.100 empleos indirectos.

El Ayuntamiento de Cáceres se pronuncia

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, calificó como «una buena noticia» que la empresa haya presentado en la Junta de Extremadura el documento inicial de excavación subterránea. «Lo más importante es que con criterios objetivos, los técnicos de la administración pública y la ciudadanía puedan valorar lo que se ha presentado, hacerlo con criterios objetivos y dejando atrás valoraciones emocionales, veamos de verdad qué impacto tiene en el empleo y medio ambiente, y valoremos si nos merece o no la pena», aseveró Salaya. A la vez, el alcalde señaló que «ahora por fin los cacereños y cacereñas van a poder conocer ese proyecto, las industrias que tienen aparejadas, y van a poder empezar a discutir sobre el proyecto, nosotros nos podremos hacer una opinión y además se podrá empezar con las siguientes fases».

FuenteAvuelapluma/Europa Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí