Errejón a las elecciones 10N. Clorinda Powers.

Mi ojito derecho
Clorinda Powers

Vamos a empezar esta columna por la información más importante: Errejón se presenta a las elecciones del 10-N como antídoto a la abstención. Y esto es así porque lo ha dicho él. Me gustaría haberlo inferido yo solita pero al equipo de marketing de Errejón se le ha echado el tiempo encima y no tienen tiempo para que el electorado infiera cosas.

Errejón: “Pensemos en un mensaje esperanzador, positivo y disruptor para la campaña”.
Alguien con un master en la Miami Ad School: “No hay tiempo”.
Errejón: “Pues no lo pensemos más”.
Alguien con un master en la Miami Ad School y además con una libreta para tomar notas, como antiguamente: “Tienes toda la razón”.

¿Qué podemos aprender de la conversación anterior? Que a los hombres, y más si son líderes, hay que hacerles creer que la idea se les ha ocurrido a ellos. Que la Miami Ad School es una escuela súper aspiracional, súper guay y, por tanto, súper cara. Y que tengo una imaginación desbordante para lo poco que cobro.

Siempre hay tiempo para redactar un programa político esperanzador, positivo y disruptor

Y ahora voy a terminar esta columna con una conclusión también muy importante: es cierto que no hay tiempo para que el electorado digiera los mensajes de marketing, pero siempre hay tiempo para redactar un programa político esperanzador, positivo y disruptor.

Si no hay programa, no hay voto. Así que date prisa en redactarlo, Errejón, porque me encantaría salir a votar el 10-N.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here