Equilibrio y salud. La bruja Circe.

La bruja Circe

Nos guste o no, cada uno de nosotros es la unión de las energías femeninas y masculinas. Lo femenino gobierna la intuición, mientras que lo masculino gobierna sobre la lógica y la acción.

Cada vez que desconectamos de una parte de nosotros mismos, enfermamos o al menos nos quedamos desfondados, el trabajo monótono y las prisas, los acontecimientos cotidianos que son parte de la vida, nos desconectan, si pisamos el acelerador, vamos a cien por hora, nos apresuramos nos desconectamos y entonces el agotamiento se cuela, aunque le llamemos estrés o con otra palabra lo cierto es que nos quita capacidad de lucha, nos enferma, nos hace entrar en círculos de autodestrucción.

Si solo nos centramos en la acción, la lucha, el trabajo, las recompensas, energía puramente masculina, nos agotamos, nos desconectamos. Y si solo si incorporamos la parte femenina, la energía creadora, la de las actividades lúdicas no competitivas o si nos entremos sin pausa a los demás si reservar nada o nos asustamos de la acción, podemos deprimirnos, enfermaos. Para estar sanos necesitamos equilibrio. Esto incluye nuestra ambición, obtención de dinero, placer, la aspiración de conexión espiritual, e incluso nuestros miedos y sombras. Solo así estaremos completos sanos y equilibrados

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here