El triatleta Kini Carrasco resta importancia a los insultos a los deportistas
Kini Carrasco. Twitter.

El triatleta Joaquín Carrasco, conocido popularmente como ‘Kini’ Carrasco, amputado del brazo izquierdo, considera que “no hay que dar más importancia” a las personas que han insultado a los que practican deporte profesional porque tienen permiso para hacerlo.

Cabe recordar que el atleta sufrió esta desagradable situación el pasado fin de semana cuando, mientras que entrenaba, algunas personas comenzaron a insultarle o incluso les lanzaron cubos de agua. Hay que aclarar que ‘Kini’ Carrasco, tiene la condición de Deportista de Alto Nivel (DAN), aunque una vez se dio a conocer lo sucedido también recibió muchas muestras de apoyo.

“Me ha tocado vivir las dos caras. Por un lado, la parte más triste con el tema de los insultos, y por otro, la más agradable y amable con el apoyo que me han demostrado. Ahora salgo a entrenar y la gente me pita con el coche y me saluda. Bueno, son cosas que pasan, pero no debemos dar más importancia a alguien que se dedica a insultar de esa manera”, ha explicado Carrasco en una entrevista para las redes sociales del Comité Paralímpico Español.

Tokyo 2020

No obstante, ‘Kini’ Carrasco ha lamentado que esta situación le haya hecho salir “en más medios” que por haber conseguido “cualquier éxito deportivo”. En este sentido, hizo referencia a sus planes de futuro y su deseo de acudir a Tokyo 2020 “como miembro del cuerpo técnico de la Federación Español de Triatlón” puesto que tiene complicado hacerlo como deportista.

“Estar en mis cuartos Juegos, aunque sea de esta manera, es algo impensable cuando te dedicas a esto”, indicó Carrasco, de 55 años y que ya participó como atleta en Seúl’88, Barcelona’92 y Sydney 2000.

Además, ha tenido unas palabras para el equipo nacional de triatlón, del que subraya “el buen rollo” existente, algo clave, a juicio del deportista, para obtener “buenos resultados”. “Me dicen que me parezco al hermano malo de los Dalton por aquello de la perilla y demás”, bromea. Además, reconoce también que suele pedir en campeonatos “la mejor ubicación para las transiciones”. “Y me la suelen conceder casi siempre”, detalla.

Triatleta desde 2009, el cacereño tenía un futuro prometedor, llegando a jugar con el Cáceres C.B en la ACB,vantes de sufrir el accidente de tráfico en el que perdió el brazo izquierdo. Así, conoce a José Manuel Calderón, al que seguía “desde pequeño”. “Pero lo más curioso es que yo me he enfrentado a su padre”, confiesa.

Por otra parte, a nivel más personal, no duda en calificarse como “un enamorado del café” y que por eso lo pasa “mal” cuando compite fuera de España “porque no suelen poner bien el café”. “Les cuesta mucho entender un café con hielo, por ejemplo”, advierte.

“Me siento muy orgulloso de mi tierra y creo que mi ciudad es una de las más bonitas del mundo. Es más, tengo tatuado en uno de mis gemelos la bandera de Extremadura y la de España”, ha resaltado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here