Dos nuevos positivos en el centro penitenciario de Cáceres

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha solicitado a la dirección del Centro Penitenciario de Cáceres la realización de un cribado masivo entre los trabajadores. Cabe recordar que se han detectado dos nuevos positivos y uno pendiente de confirmación entre los internos del módulo cuatro.

En esta línea, CSIF ha señalado que a estos positivos hay que sumar el confinamiento de nueve internas del módulo de mujeres que ya está totalmente aislado. 

De esta manera, el sindicato, en nota de prensa ha negado que este nuevo brote provenga «tal y como se insinuó la semana pasada de una comida de Navidad de los funcionarios de la prisión».

Así, ha remarcado CSIF que el módulo 4, en el que hay confinados un total de 19 internos como contactos directos. Se trata de un módulo de destinos que tiene un número elevado de internos con permisos de salida y comunicaciones con familiares, y por esta razón, a juidio del sindicato, hará «imposible localizar el origen del brote«.

CSIF ha criticado que esta situación está obligando a hacer un «esfuerzo extra» a los trabajadores del centro penitenciario y genera situaciones de «estrés máximo», porque la plantilla, «que de por si es inferior a la necesaria, en estas fiestas aún está más mermada».

El sindicato ha reiterado que lleva meses reclamando a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que complete la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la prisión para evitar estas situaciones de «sobrecarga laboral».

Además, CSIF ha considerado que el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Ortiz, ha «despreciado a la gran mayoría de los funcionarios al asignar la productividad ligada a la Covid a los mandos y un ínfimo número de funcionarios».

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here