El humor de Berlanga y la crítica a la España vacía aterriza en el Festival de Teatro Clásico de Cáceres con ‘Don Quijote somos todos’, una comedia sobre el empeño del pueblo donde nació el personaje de Alonso Quijano, un lugar con malas comunicaciones y pocos servicios, por no desaparecer.

La compañía de Zaragoza Teatro del Temple presenta en el Festival de Teatro Clásico de Cáceres (Gran Teatro, mañana viernes, 22:30 horas) un espectáculo cervantino que recurre a temas actuales como la desatención de los pueblos, la política o la solidaridad entre la gente. Cabe destacar que la representación se ha trasladado al Gran Teatro por riesgo de lluvia, al igual que la obra de Romeo y Julieta del sábado.

Siete actores encarnan los principales personajes del Quijote y de los habitantes del pueblo en el presente, cuyo ambiente recuerda las películas de Berlanga y Azcona o incluso, a las del recientemente fallecido José Luis Cuerda, como ‘Amanece que no es poco’.

El texto escrito por José Luis Esteban sitúa su punto de partida en la aparente intención del Gobierno de edificar un Parador Nacional de Turismo. Ante este panorama, los habitantes del pueblo de Don Quijote, un lugar mal comunicado, sin apenas servicios, ven la posibilidad de hacerse con la sede del edificio hotelero, sacar al sitio del marasmo en el que viven y evitar su desaparición.

Para esto, recurren a su principal patrimonio: ser la cuna natal de uno de los personajes más famosos de la literatura universal: Don Quijote. Así todos los habitantes el pueblo se convierte en quijotes, recrearán diversos momentos de la novela como el de los molinos de viento, el de los galeotes o el de la cueva de Montesinos.

“Convertimos a don Quijote en un sujeto colectivo, encarnado en un pueblo que, en medio de su lucha por la supervivencia, experimenta alguna de las más famosas aventuras de don Quijote”, explica la compañía.

Con ‘Don Quijote somos todos’, Teatro del Temple ha cumplido 25 años de trayectoria, que atesora más de 40 espectáculos. Sus funciones teatrales han alternado el repertorio universal (La vida es sueño, Luces de bohemia, El buscón) con montajes contemporáneos (Dakota, Abre la puerta, Las guerras correctas). El Temple, como compañía, trabaja en varios frentes relacionados con las artes escénicas y el audiovisual. Desde 2012 cogestiona el Teatro de las Esquinas, de Zaragoza.

Música vocal

El festival cacereño suma mañana viernes el segundo de sus conciertos con la agrupación extremeña Camara Antiqua, que reúne en su programa música de iglesia y música laica bajo el título ‘Del fascistol a la plaza’.

Bajo la batuta de Manuel Guisado la iglesia de la Preciosa Sangre acoge, a las 20:30 horas, a un conjunto de dieciocho cantantes y músicos que interpretará un repertorio de piezas de los siglos XV al XVIII de Europa y América, obras que se difundían en los templos y otras, tonadas populares, que animaban las plazas de villas y ciudades.

El conjunto extremeño, de una larga andadura, está compuesto en parte por miembros del conservatorio de Cáceres y de coros extremeños como Discantus, Arte Vocal o Amadeus, informa el certamen cacereño en nota de prensa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here