Compartir la bruja circe

La bruja Circe

No puedes obligar a nadie a compartir lo que tú sientes, ni el amor de pareja, ni con tus hijos, ni con los amigos o conocidos.

Un simple abrazo es muy eficaz, si al darlo se produce un eco en la energía de quien lo recibe. Pero un abrazo muy fuerte si la otra persona no lo sostiene se pierde. Aún más puede que sienta que invades su espacio y es por eso que a veces demuestras tu amor respetando el espacio ajeno.

Si cocinas algo rico y al compartirlo con amor la otra persona, no lo ve ni lo agradece, si nunca le parece bien. No tires las fresas a los cerdos, porque la apreciarán igual que si fueran mondas de patatas o restos de comida pasada. Si sientes un rechazo, acepta los límites que te ponen y no dejes que tu energía se pierda.

Si alguien no te quiere o no te comprende, o no te valora, pon tus límites, apártate, dale espacio para actuar a su criterio.

Quizás la persona no está preparada o no es su tiempo para compartir. Quizás simplemente no es su deseo, puede que cambie pero mientras esto no suceda, habrá un derroche energético y eso hará que te sientas triste desairada, cansada o impotente.       

Ya sea que se trate de un caso doméstico, de parejas o hijos o de asuntos profesionales, da igual si eres médico si eres sanador o asesor emocional o hombro sobre el que llorar. No pierdas el tiempo en amar a quien te rechaza, en ayudar a quien se niega a ser ayudad@ o sanar a quien prefiere permanecer en sus adicciones o limitaciones sin importar lo que les cueste.

Por eso te lo recuerdo, como persona o como profesional ¡cuida bien de tu energía! Y cuida de ti.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí