Christina Rosenvinge canta los poemas de Safo
Autoras y elenco de 'Safo', encabezadas por Marta Pazos, Christina Rosenvinge y María Folguera. Festival de Mérida.

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida vive esta semana su primer estreno absoluto, ‘Safo’, que investiga sobre la musa de Lesbos, una mujer adelantada a su tiempo de la que apenas quedan vestigios de sus creaciones y a la que Christina Rosenvinge ha puesto voz y música.

Bajo la dirección de Marta Pazos y el texto de María Folguera, las tres coautoras han creado una «fiesta de diosas» que subirá a las tablas del Teatro Romano de Mérida desde este miércoles, 6 de julio, hasta el próximo domingo, día 10, siendo el segundo espectáculo de  de esta 68 edición del certamen que tiene un marcado protagonismo la mujer y, de hecho, ‘Safo’ está creado y representado por un elenco compuesto únicamente por mujeres.

En la presentación de esta coproducción del Festival de Mérida y el Grec de Barcelona –donde estará en cartel del 14 al 24 de julio, en el Teatro Romea–, se ha reivindicado la ocultada, olvidada y denostada figura de la mujer en el mundo del arte. Asimismo, se ha puesto en valor la libertad con la que han contado las tres autoras, así como el proceso de creación colectivo, hasta alcanzar el resultado definitivo.

Marta Pazos, Christina Rosenvinge y María Folguera han creado un poema visual, musical y escénico que recorre el universo de la gran poeta de Lesbos, autora de más de 10.000 versos de los que apenas han llegado unos cientos y en fragmentos.

Safo fue una «rockstar» de la época, según Rosenvinge, que además de firmar la dirección musical y de crear las canciones originales, pondrá su cuerpo y su voz para dar vida a la poetisa. La artista estará rodeada de un conjunto de musas que interpretan Irene Novoa, Juliane Heinemann, Lucía Bocanegra, Lucía Rey, María Pizarro, Natalia Huarte y Xerach Peñate.

Jesús Cimarro, director del Festival, acompañó ayer a este elenco junto a la de Cultura de la Junta, Miriam García Cabezas, y la portavoz municipal en el ayuntamiento emeritense, Carmen Yáñez.

«Safo en su momento fue una anomalía, pero fue una demostración de hasta dónde puede llegar el talento femenino cuando no se le ponen trabas», remarcó Rosenvinge, que se adentra por primera vez en el mundo del teatro. Además, criticó la «clamorosa ausencia de presencia femenina en las artes».

Asimismo, reconoció la «libertad absoluta» que han tenido las autoras para recrear el mundo de Safo, que en su propuesta es «distinto». De esta manera, el público verá a «una Safo sin torturas, sin suicidio, sin arrepentimiento, que celebra la vida, el eros y el verano», que dará como resultado que todas salgan de este proyecto «mejor de lo que entramos, que es lo que importa».

Poesía para ser canción

Marta Pazos, por su parte, destacó que el espectáculo parte de la certeza de que la poesía de Safo estaba «construida para ser canción». Por esta razón, se ha buscado a la mejor artista que podría encarnar a la poeta en la actualidad, al que se suma un texto «maravilloso» de María Folguera que ha creado junto con las letras de las canciones de Christina Rosenvinge a partir de los poemas originales de Safo y sus fragmentos.

Todo ello está acompañado de un elenco de «creadoras» que son las intérpretes que encarnan esta fiesta de culto a Afrodita, con el que también permite traer a nuestros días la «ausencia, el silencio, aquello que ha quedado oculto».

Además, remarcó que Safo es un «monumento que ha estado ahí siempre», aunque la historia no ha permitido por el hecho de ser mujer. Ahora, gracias a este espectáculo han pretendido glorificar su figura a través de la «esencia de su propia poesía».

Por su lado, la autora del texto, María Folguera ha definido la propuesta que ha montado Marta Pazos como una «fiesta de diosas», así como ha reivindicado el placer «libre de culpa» que transmite la poesía de Safo.

No obstante, la tradición, la historia y el conflicto también están presentes, para lo cual se incita a escena a dialogar a Ovidio, así como «a las distintas Safos que ha inventado nuestra mirada» para intentar explicarla, ya sea como maestra de un coro de discípulas, si es lesbiana o no, o incluso institutriz de un internado de alumnas, y ahora más recientemente como icono feminista.

E director del Festival de Mérida, Jesús Cimarro, por su parte, ha remarcado que esta obra reivindica una gran figura de la antigüedad, que vertebra la fusión de la música y de la poesía. Así, cuestiona el relato de la mujer en la historia a través de la recreación del universo de Sago, que se define como el disfrute de la vida, el erotismo y el incorformismo.

La secretaria general de Cultura, Miriam García Cabezas, ha destacado el valor que tiene el Festival de Mérida a la hora de investigar sobre la cultura grecolatina, en seguir profundizando en los clásicos, ya sea releyendo los clásicos o proponiendo nuevos textos teatrales como este de ‘Safo’.

Así, espera que esta obra propicie que «las pocas teselas que tenemos de la vida de Safo se vayan aunando para dar lugar al mosaico que conforme por fin la figura legendaria de la cultura grecolatina de Safo».

Por último, Carmen Yáñez ha agradecido este «reto» que con el protagonismo de «tantas musas, las mujeres que protagonizáis y lideráis este montaje», un «cócktail de lujo uniendo poesía, baile, dramaturgia de primer nivel con el sello femenino de sus autoras».

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí