En Ibéricos Alvarado hemos estado ahí en todo momento
Javi Alvarado.

Por si alguien no lo sabe… ¿qué tipo de productos tenéis en Alvarado?

Embutidos extremeños, sobre todo de la provincia. Lo que recuerda a las matanzas caseras. Aquí es todo de la zona y lo más natural posible. También tenemos carnicería de producción propia, también somos ganaderos, con ternero, cabrito, cerdo ibérico. La gente demanda calidad y buen precio. Creemos que todo el mundo puede consumir un buen producto a un precio asequible.

¿Cómo recibisteis la noticia del confinamiento?

Nosotros como somos un servicio esencial pues tuvimos que mantener la tienda abierta. Somos un negocio familiar y había mucha incertidumbre. Nos planteamos cerrar, pero es nuestro trabajo y teníamos que hacerlo. La verdad es que los primeros días venía poca gente a comprar porque había mucho miedo.

Nosotros hemos estado ahí en todo momento. No hemos tenido ninguna escased y hemos tomado todas las medidas sanitarias ¡incluso nos hemos adelantado!

En términos económicos ¿cómo os ha afectado?

Pues lo que más hemos notado es el parón de la venta ambulante. Llevamos 40 años vendiendo en mercados de la zona con camiones especializados. Lo primero que se decidió fue frenar este tema, pero bueno, hemos aguantado el chaparrón con la tienda. La gente ha comprado incluso más porque estaba más en casa. Después de la primera semana hemos tenido bastante movimiento en la tienda. Además, hemos ofrecido un servicio de reparto a domicilio para que la gente se quedara en casa. Gran parte de nuestra clientela son personas mayores. Cualquier persona que nos necesite tendrá sus productos de Alvarado en casa.

¿Habéis tenido opción a las ayudas del gobierno, la Junta o el Ayuntamiento?

Hicimos un ERTE por el tema del mercado pero todavía no han cobrado. Nuestros trabajadores son muy activos y el frenazo laboral se suma al hecho de estar en casa. Se sienten muy frustrados.

Por otro lado, como hemos abierto no hemos tenido opción a ninguna subvención. Yo creo que toda la actividad comercial lo que necesita es tener trabajo más que cobrar una subvención.

¿Cómo habéis adaptado la tienda a la llamada ‘nueva normalidad’?

Hemos ido por delante de todo así que, ante tal incertidumbre, lo hicimos nosotros. Antes del estado de alarma ya usábamos mascarilla y teníamos geles hidroalcohólicos. Nosotros somos la tienda más cercana al Hospital San Pedro de Alcántara y muchas personas venían sin protección.

Además, hemos puesto unas mamparas de cristal para estar más protegidos. En una tienda pequeña es casi imposible mantener la distancia de 1,5 metros. Incluso exigíamos a los proveedores que vinieran con mascarilla. Dejaban en la puerta los productos para que no tuviéramos ningún tipo de contacto. Lo primordial es la salud.

Al final, vendemos productos de alimentación y no podemos llevar el virus a las casas.

También hemos desinfectado la tienda cada sábado con un producto especial. Aunque hemos tenido menos ingresos, en cuestión de salud no se puede escatimar.

¿Cómo notáis a la clientela? ¿Sigue habiendo miedo?

Pues es verdad que continúan viniendo pero sigue habiendo miedo. Yo creo que es lo normal dado lo que han pasado. No hay que bajar la guardia en ningún momento. Muchas veces ha venido el personal sanitario a comprar y a comer algo. Les hemos preparado bocadillos e incluso hemos tenido que ejercer de psicólogos porque éramos las únicas personas con las que hablaban fuera del hospital.

La clientela pues igual. La gente está bastante concienciada, aunque está la cosa más relajada, a la hora de seguir las normas. Hay esperas ordenadas en la calle para entrar, vienen con mascarilla. Estamos contentos en ese sentido.

Como ha habido un parón de mercados y la gente ha salido menos de casa, posiblemente sea bueno apostar también por el entorno digital ¿cómo os manejáis con internet?

Tenemos una página web y actualizamos las redes sociales. Estamos pensando en abrir una tienda virtual: la gente trabaja desde casa y puede comprar un jamón por internet. Además, el tema de la movilidad es muy importante. Te pongo un ejemplo, el pico de ventas de Ibéricos Alvarado es Semana Santa, cuando viene gente de Madrid, Barcelona o Bilbao y les gusta llevarse productos extremeños. Como no han podido venir, pues hemos tenido nosotros que llevar a ellos. Tenemos una empresa de transportes que en 24 horas llega a cualquier punto de la península y en 3 a cualquier punto de Europa. Todo suma.

Para terminar ¿por qué consideras que hay que apostar por el comercio local?

Antes era antes el centro comercial de toda la provincia. Los Alvarado provenimos de Albalá y de Valdefuentes y la frase era “voy a comprar a Cáceres”. Yo hace años que no escucho eso. El Cáceres de hace 15 o 20 años ahora no tiene nada que ver. La administración tiene que apostar por el comercio, además, cuanto más comercio hay en Cáceres a más personas atrae, eso seguro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here