Vara valdecañas

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha argumentado que el derribo o no de Marina Isla de Valdecañas «todavía tiene recorrido» ante diferentes tribunales tras conocer la sentencia del Supremo. De esta manera, el Presidente de la Junta ha remarcado que, en su opinión, «derribar ahora las toneladas que habrá allí de material o de ripio va a producir un efecto mucho más negativo» en una zona que según Ecologistas en Acción «ha estado muy impactada».

Con todo, la Junta de Extremadura acudirá al Tribunal Constitucional para interponer un recurso de amparo ante el fallo del Supremo con respecto al derribo de Valdecañas. Así, Vara ha señalado que «hay 180 propietarios que tienen también muchas cosas que decir porque ellos son terceros en buena fe afectados», lo que podría llevar el asunto también a instancias judiciales europeas, ha apuntado.

Así, en una entrevista este jueves en el programa de radio «Herrera en COPE»,  ha recordado que el derribo de Valdecañas podría ser peor que lo que ya existe, tal y como según ha incidido ya se planteó en el proceso de ejecución de sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura en el momento inicial del proceso de demanda planteado por Ecologistas en Acción.

Así, ha continuado «derribar ahora las toneladas que habrá allí de material o de ripio va a producir un efecto mucho más negativo», ha espetado el presidente de la Junta. Además, ha argumentado que este asunto «todavía tiene recorrido» porque se puede acudir al Tribunal Constitucional y a tribunales europeos. «Vamos a ver esto cómo termina», ha incidido.

Al respecto, ha indicado que Marina Isla de Valdecañas «está hecho con mucho cuidado por la parte ambiental y de naturaleza», y «está perfectamente casado con el entorno». Además, ha resaltado que «hay dos pueblos que son El Gordo y Berrocalejo que viven de esa urbanización», tras lo cual se ha preguntado «cuál es la alternativa, porque allí todo está protegido».

«La enseñanza positiva tiene que ser sentarnos a hablar y decir que como no todo el suelo protegido es igual hay que ver en cuáles de ellos que tengan menor de protección la autoridad ambiental puede permitir hacer según qué cosa, porque si no vamos a poder desarrollar el 70 por ciento o el 65 por ciento de España pero el 30 por ciento siguiente antes o después se va a quedar sin gente», ha espetado.

De este modo se ha pronunciado el presidente de la Junta tras la sentencia del Tribunal Supremo que, a falta de conocer su contenido completo, viene a decir que en el 33 por ciento de espacios protegidos que tiene Extremadura «no se puede hacer nada». Fernández Vara, por su parte, ha defendido que hay que iniciar un «proceso de diálogo con Europa a ver cómo se come luchar contra la despoblación si resulta que la sobreprotección impide hacer ningún proyecto».

Un lugar «bastante degradado» antes del complejo 

Así, Vara  ha recordado que en la Isla de Valdecañas estaba «bastante degradada» en el momento de la construcción. Por ello, se configuró un proyecto que «adaptado a lo se pensaba en aquel momento que podía ser una línea para poder construir en determinadas zonas de Extremadura».

«En aquel momento en las zonas protegidas no se imposibilitaba hacer cualquier tipo de proyecto… había que hacer un determinado proyecto de una determinada manera y con unos aspectos que iban incluidos en los informes medioambientales», ha defendido el presidente de la Junta. En este sentido, Vara ha subrayado que, en consecuencia, el de Marina Isla de Valdecañas «no es un proyecto hecho caprichosamente, sino hecho con unos parámetros que había que salvaguardar para respetar las normas que en aquel momento» estaban en vigor, aunque también ha admitido que desde entonces «la doctrina ha cambiado» hacia el terreno de que «en Red Natura 2000 no se puede hacer nada».

Tras incidir en que aún no se conoce el contenido de la sentencia del Supremo, ha defendido igualmente que «sacando enseñanzas, esto hace 15 años para Extremadura hubiera sido un verdadero mazazo porque era uno de los proyectos emblemáticos». Sin embargo, pero ahora se trata de  «un traspiés» porque en la comunidad hay «muchísimos proyectos de muchas características».

De este modo, tras recalcar en que «esto no es sólo un problema para Extremadura» sino que «hay muchas comunidades en España que tienen protecciones iguales», ha subrayado que por tanto «en estos territorios protegidos no se puede hacer nada». Ante esta estampa, habría que plantear ante la Unión Europea que hay municipios en la comunidad extremeña donde el cien por cien de su suelo es protegido, así como que por ejemplo «casi todo el suelo público» de Cáceres es «protegido», lo que provoca que «proyectos que llegan, proyectos se van porque no somos capaces de encontrar una solución para poderlo resolver», ha dicho.

«Si de verdad nos preocupa la despoblación y el reto demográfico, no digo que haya que reducir protecciones, digo que hay que entender que en algunas zonas protegidas que no sean de alto valor de protección hay que permitir algunos usos», ha subrayado.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí