Aparece un verraco en posición de ataque en Valdecañas
Pieza arqueológica recuperada en el embalse de Vadecañas - MINISTERIO DE CULTURA

El Grupo de Trabajo del Dolmen de Guadalperal, fundado en 2019, ha vuelto a recuperar una pieza sumergida en el Embalse de Valdecañas. En esta ocasión, se trata de un verraco en piedra, en una singular posición de ataque.

La pieza ya ha sido trasladada a la sede del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), en Madrid, para su estudio y restauración, según informa el Ministerio de Cultura y Deporte a través de nota de prensa.

La escultura, cuya recuperación tuvo lugar el pasado 8 de junio, cuenta con una cuidada ejecución y porta una posición cinética, con la cabeza agachada y las patas delanteras flexionadas en un claro gesto de ataque, por lo que se trata de una «tipología poco habitual para los verracos, que suelen representarse en actitudes estáticas».

El traslado, tras salvar el embalse en barca, se ha realizado por transporte terrestre hasta la capital española para su estudio.

El Ministerio de Cultura recuerda también que  el Instituto del Patrimonio Cultural de España trabaja en este territorio, que tiene la condición de dominio público hidráulico, dentro de la zona inundable del embalse, de titularidad estatal, desde que en 2019 se produjera un inusual descenso en el nivel de las aguas.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Alex Kerr (@alaskerr)

Así, se están identificando y tomando medidas urgentes ante el riesgo de expolio en el que se encuentran algunas piezas arqueológicas. Por ello, se realizó un estudio del embalse para geolocalizar los elementos arqueológicos, mediante la técnica de la fotogrametría.

Cabe recordar que ya el verano pasado se recuperó un verraco geminado en el término municipal de El Gordo, una de las pocas piezas de esta tipología que se conocen en la Península Ibérica. La escultura está realizada en granito y presenta una tipología zoomorfa de dos verracos unidos, cada uno tallado en una de sus caras, fechada en la Edad del Hierro y característica de los ‘vettones’.

Actualmente, la pieza se encuentra en las instalaciones del IPCE y está recibiendo los tratamientos de limpieza y consolidación necesarios.

La actuación se enmarca en el Grupo de Trabajo del Dolmen de Guadalperal formado por la Junta de Extremadura y los ministerios de Cultura y Deporte y de Transición Ecológica, cuyo cometido es el diseño, dirección y seguimiento del plan de acción que permitirá la documentación, conservación y protección del monumento -declarado Bien de Interés Cultural por el Consejo de Ministros el pasado 10 de mayo- y que ha permitido la investigación y el trabajo sobre los elementos del patrimonio sumergido del embalse de Valdecañas.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí