Izquierda

Mi ojito derecho
Clorinda Powers

Angels Barceló es la noche y Pepa Bueno es el día. Y eso ha sido así desde hace un montón de años. Más o menos los mismos años que llevo aprendiendo a pensar, a tener una opinión, a defenderla con argumentos.

No es su voz, la de Angels, la de Pepa, es el tono de sus voces. No es lo que dicen, es cómo lo dicen. No siempre estoy de acuerdo con ellas (¡solo faltaba!), pero son sus entrevistas, sus opiniones, sus reflexiones y, cómo no, sus colaboradores e invitados, con los que me he entrenado en el diálogo y me he reafirmado en mis líneas rojas: la igualdad y el respeto.

Da la casualidad de que, siendo yo una mujer que se hizo adulta en pleno estallido de una crisis mundial, solo he encontrado indicios de esa igualdad y respeto en una ideología de izquierdas. Pues no, no es casualidad.

Solo he encontrado indicios de esa igualdad y respeto en una ideología de izquierdas

No puede ser casualidad que yo, habiendo estudiado en un colegio concertado, en un instituto público, en una universidad privada, teniendo unos padres funcionarios y una hermana médica, y disfrutando de un trabajo estable y un sueldo que dobla al de un mileurista, no puedes ser casualidad que yo haya decidido pelear por una sociedad de izquierdas, igualitaria en derechos, igualitaria en oportunidades, igualitaria en respeto.

La Cadena Ser acaba de anunciar que Angels Barceló pasa a ser el día y Pepa Bueno, la noche. Entre las dos se van a intercambiar casi cuatro millones de oyentes como quien se intercambia cuatro millones de cromos. Cuando supe de la noticia casi me da un parraque (¿Ahora qué hago yo sin Pepa dándome los buenos días? ¿Ahora qué hago yo sin Angels dándome las buenas noches?). Pero ahora que han pasado unos días, lo entiendo todo: si te descuidas, te acostumbras, si te acostumbras, te acomodas, si te acomodas…


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here