Captura-de-pantalla-2015-01-16-a-la(s)-09.34.36

El sindicato asegura que los trabajadores no pueden conciliar vida laboral y familiar

La Federación de Servicios Públicos FSP-UGT ha solicitado al SEPAD que se aumente el personal de la residencia de mayores Cervantes “antes de la inminente apertura de la planta de personas dependientes” y que la Administración regional catalogue los centros de mayores según el Decreto 4/96.

En un comunicado, la sección sindical de UGT señala que “es necesario incrementar el número de trabajadores, tanto de atención directa como de otras categorías profesionales, ya que el aumento de las cargas de trabajo es muy superior”.

FSP-UGT también incluye entre sus peticiones al Ejecutivo extremeño que modifique la catalogación de los distintos centros de mayores, incluido el Cervantes, “ya que el número de residentes dependientes que hay no se corresponde a lo que está catalogado”. Por ello, desde la sección sindical piden que se adecue el decreto 4/96 “donde se determinan las condiciones específicas que deben reunir los establecimientos residenciales para personas mayores dentro de la Comunidad Autónoma”.

Este decreto también determina las ratios que tienen que existir, según los centros sean para mayores con autonomía, asistidos o mixtos.

En este sentido, el sindicato subraya que la situación real de las personas mayores que hay en los centros “no se corresponde con la catalogación existente”, y por eso “pedimos que se adecue la ratio al número de personas dependientes en cada centro”.

Según FSP-UGT, la Consejería de Sanidad y Política Social “no ha ido adaptando el número de personal necesario para una atención adecuada” y así, denuncian “la situación por la que pasan todas las residencias, con una necesidad de personal, en las cuales muchas veces los trabajadores se ven obligados a trabajar sin los correspondientes descansos y a un incumplimiento del convenio colectivo por tener que trabajar más fines de semana y festivos de los que les corresponda”.

En definitiva, “a estos trabajadores no se les permite tener una conciliación de vida laboral y familiar, ya que siempre están disponibles por las necesidades del servicio que ocasionan estos centros”, debido a que la Administración “no ha incrementado el número de trabajadores en relación al incremento de mayores dependientes en los centros”, concluye la nota.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here