canstockphoto12080140

Según resultados de diferentes estudios elaborados este mes de octubre para celebrar el Día de la Visión, solo el 40% de los españoles se ha sometido a un examen visual en los últimos 12 meses y los jóvenes de entre 18 y 24 años son los que menos se revisan, con un 34% en el último año. Curiosamente, comprobar el estado de un sentido tan esencial para el ser humano como la vista se coloca por detrás de otras revisiones, pues el 48% sí acude anualmente al dentista y el 67% afirma que se comprueba regularmente la tensión arterial.

Las razones de los estudiados para no acudir al oftalmólogo son declarar que ven bien o que no tienen ningún síntoma, consideran que “no es asunto de primera urgencia” y priorizan otro tipo de revisiones.

Glaucoma: revisiones a partir de los 45 años

ophthalmology

El gremio de oftalmólogos recomienda hacerse revisiones oculares de manera anual porque a partir de los 45 años es “fundamental” medir la presión intraocular, “una prueba sencilla que permite detectar a tiempo el glaucoma”.

El glaucoma también es conocido por los especialistas como el “enemigo silencioso” o “el ladrón de la visión”. Es asintomático, no avisa, no produce ningún dolor, y en muchos casos cuando se detecta ya es tarde y ha provocado en el paciente pérdida de visión.

Esta enfermedad constituye la segunda causa de ceguera en el mundo, solo superada por las cataratas, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si no se detecta y se trata a tiempo, el glaucoma puede llegar a producir baja visión

A pesar de su gravedad, la mitad de la población afectada por glaucoma lo desconoce, ya que generalmente no causa síntomas que adviertan de la patología. El problema es que, si no se detecta y se trata a tiempo, el glaucoma puede llegar a producir baja visión , e incluso, en el 5% de los casos, ceguera.

Se estima que en España el glaucoma afecta a más de un millón de personas. Su incidencia se incrementa con la edad. Así, en el grupo de 50 a 59 años, la incidencia se sitúa en el 2,1%. Esta cifra asciende al 2,3% en personas de 60 a 69 años y, una vez pasados los 70, alcanza el 3,5%.

El glaucoma es una lesión irreparable del nervio óptico, normalmente provocada por un fuerte aumento de la presión intraocular. Esta lesión causa una pérdida progresiva de visión, que normalmente comienza por la periferia del campo visual. Es importante el diagnóstico precoz y el tratamiento en estadios iniciales.

El glaucoma puede aparecer a cualquier edad, algunos grupos de pacientes son más proclives a desarrollar la enfermedad en uno o ambos ojos y, por lo tanto, deben acudir a las revisiones al menos una vez año.

Los expertos recomiendan llevar un “buen control” de la diabetes y someterse a revisiones oculares periódicas. En caso de afecte alguno de estos factores, hay que acudir al óptico-optometrista para que realice un ‘screening’ mediante la tonometría sin contacto, una prueba “sencilla, rápida e indolora” con la que se mide la presión intraocular.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here