Salaya apela a la responsabilidad para evitar una cuarta ola
El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, atiende a los medios antes de la inauguración de Leroy Merlín. Europa Press.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha pedido responsabilidad individual y el cumplimiento de las normas sanitarias de cara al Puente de San José y Semana Santa  para evitar una cuarta ola de la pandemia. El alcalde ha alertado sobre el aumento de los contagios de forma paulatina. 

“Si el aumento de contagios sigue a este ritmo nos podemos encontrar en las próximas dos semanas por encima de los 100 casos de incidencia acumulada y volveremos a entrar en este terrible día de la marmota”, ha señalado, por lo que ha reiterado la necesidad de ser prudentes de forma individual. 

Aumento de positivos

Según los últimos datos facilitados por el Servicio Extremeño de Salud (SES), la incidencia acumulada a los catorce días se sitúa en la capital cacereña en 67,62 caos y a los siete días ya alcanza los 52 casos.

Por esta razón, ha pedido que estos próximos días festivos no sean de relajación ante la pandemia. En este sentido ha indicado que hay que evitar los contactos innecesarios y el riesgo de contagio porque nos podríamos enfrentar a una cuarta ola, “y esta vez ya no va a servir dentro de un mes estar pensando cómo nos ha podido pasar por cuarta vez”.

“Hace un año no sabíamos lo que iba a pasar y teníamos muchas dudas pero un año después sabemos lo que va a pasar y sus consecuencias”, ha remarcado el regidor que ha insistido en que “si nos comportamos como siempre no vamos a tener resultados diferentes”.

Año duro

Con respecto a cómo ha pasado el primer año de pandemia Salaya ha explicado que ha sido “el más duro de la historia reciente de la ciudad” porque ha tenido que adaptarse a muchas nuevas circunstancias tras el confinamiento “terrible” y la situación posterior que se vivió en la ciudad. Cabe recordar que ha sido el área de salud más castigada en cuanto al número de fallecidos de Extremadura.

Además, Salaya ha recordado que el confinamiento afectó mucho más a “cientos” de familias vulnerables en la ciudad, muchas de las cuales han quedado en riesgo de exclusión y otras muchas han perdido a algún ser querido afectado por Covid-19.

Sin embargo, ha subrayado la “parte buena” de todo esto que es la red de solidaridad (Redcor), que prestó servicio a las personas más necesitadas. “La ciudad respondió como una sola persona con todos los medios de las administraciones públicas, las empresas privadas y los voluntarios para llegar a todos”, ha indicado Luis Salaya al ser preguntado por este asunto al cumplirse un año de la pandemia.

Salaya ha detallado que la primera ola de la pandemia tiene una connotación de “desgaste social” y de “sorpresa” ante lo que se produjo, porque las administraciones no supieron responder sin el apoyo de particulares.

La segunda ola no afectó prácticamente a Extremadura a nivel de casos o presión hospitalaria pero la tercera ola, después de las navidades, “ha sido muy dura”, ha recalcado el alcalde en declaraciones a los medios este lunes, al tiempo que hace un llamamiento a la población para “evitar una cuarta ola”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here