RedCor finaliza su actividad tras atender a miles de personas en la pandemia
Acto de disolución de la red de voluntarios creada en Cáceres por la crisis del Covid-19.

La Red de Servicio Civil frente al Coronavirus (RedCor) de Cáceres ha cesado su actividad con el “objetivo cumplido” por haber atendido a miles de personas durante 108 días. Así, durante el estado de alarma, y con la ayuda de 1.027 voluntarios y 38 asociaciones, han desarrollado un servicio necesario a la población cacereña más necesitada.

El comienzo del estado de alarma provocado por la crisis del COVID-19, el 15 de marzo  fue el germen de esta red de voluntarios que, en un principio, realizó 116 acciones formativas por parte de 15 profesionales sanitarios. De esta manera, las personas que iban a colaborar pudieron afrontar el servicio con seguridad frente a los posibles contagios de coronavirus.

Una de las primeras acciones que desarrollaron los voluntarios fue la confección de equipos de protección: un total han sido 17.000 batas y mascarillas confeccionadas y entregadas a 48 entidades, sobre todo a las residencias de mayores, centros sanitarios y otras entidades sociales.

De esta manera, 23 equipos trabajaron por áreas temáticas y técnicas para llevar a cabo los diferentes servicios. Así, realizaron alrededor de 900 pequeños recados a personas mayores, con 87 personas vulnerables emparejadas de manera permanente con voluntarios. Aquí están enmarcadas también algunas Asociaciones de Vecinos que autogestionaban sus servicios de recados y daban otros servicios.

Un total de 587 menores han recibido una felicitación en su cumpleaños gracias a las ambulancias de DYA y ARA en las semanas de confinamiento total. Además, han repartido  más de 3.300 lotes de material escolar que los niños habían dejado en sus colegios y que eran necesarios para continuar con el curso escolar. Igualmente, han distribuido 260 equipos informáticos entregados a jóvenes de 28 centros educativos; 125 alumnos han sido atendidos en los programas de refuerzo y acompañamiento educativo.

Sobre el reparto de alimentos para cubrir las necesidades de las familias, se ha atendido a más de 800 a través del Banco de Alimentos durante 3 meses. En esta misma línea, 350 personas han sido beneficiarias de menús calientes de calidad a domicilio durante dos meses, gracias a la iniciativa MiMenú promovida por hosteleros de la ciudad. Además, han emitido 1.000 bonos alimentarios  para productos de primera necesidad, que a día de hoy siguen activos.

Igualmente, se ha realizado acompañamiento más de 2.000 llamadas telefónicas de acompañamiento a personas solas confinadas; 19 campañas y acciones urgentes ejecutadas, de todo tipo; 50 colonias felinas atendidas; 52 sesiones telefónicas de atención psicológica; 22 actividades socioculturales programadas; más de 150 consultas resueltas en las asesorías profesionales (veterinaria, jurídico-económica, ginecológica y atención a vulnerables), y 493 cartas de ánimo enviadas a enfermos ingresados por Covid-19.

David González, coordinador de RedCor, ha dado a conocer todos estos datos este martes  en el acto que ha tenido lugar en el Foro de los Balbos, donde el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha agradecido su labor a los voluntarios.

González ha recordado que la red ha puesto “punto final” a su andadura, después de que se haya desarrollado, en el último mes y medio, una “desescalada progresiva”. Así, ha ido dejando de prestar servicios conforme dejaban de ser necesarios debido a las reducciones en las restricciones de confinamiento.

“El balance es positivo, no sólo por haber alcanzado el objetivo principal que era el de cubrir las necesidades derivadas del estado de alarma, sino también porque consideramos que hemos brindado a la ciudadanía la posibilidad de poner a prueba su solidaridad y compromiso social, habiéndola superado con una nota muy alta”, ha subrayado el coordinador.

González ha recordado que RedCor mantendrá durante los próximos meses un retén de 40 voluntarios que seguirán a disposición del Ayuntamiento para cualquier emergencia en la que puedan ser útiles. “Estamos listos por si hubiera que movilizarse para una nueva crisis como la que hemos vivido para poder llevarlo a cabo con mayor agilidad“, ha declarado.

Protocolo de activación

Además, RedCor entregará al Consistorio cacereño un protocolo de activación para que, si se da el caso, otras personas o en otras ciudades puedan montar una plataforma similiar de apoyo ciudadano. González ha alabado la idea que lanzó el alcalde de celebrar unas jornadas cuando todo esto acabe para analizar todo lo que ha supuesto este fenómeno y analizar la posibilidad de exportar el modelo a otros lugares.

Por su parte, Luis Salaya ha agradecido el trabajo que han realizado el voluntariado que ha trabajado en RedCor, a las organizaciones que lo han compuesto y lo han gestionado y “a todas las personas que se han volcado en que la ayuda llegase a quien la necesitara durante este periodo que ha sido, sin duda, el más duro de la historia reciente nuestra ciudad”.

En el día en el que se ha hecho balance y se ha anunciado la disolución de la red de voluntarios, el alcalde ha señalado que “también era un día para sacar aprendizajes y, desde luego, para ver todo lo que podemos aprender si se volviera a dar, que esperemos que no, una crisis de este tipo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here