Fimra del protocolo 'Ola de frío' que estará activo durante cuatro meses para atender a las personas que duermen en la calle - AYUNTAMIENTO DE CÁCERES

El Ayuntamiento de Cáceres junto a varias entidades sociales como Cruz Roja o Cáritas, y Policía Local y Nacional, han firmado un año más el protocolo de ‘Ola de frío’, que se pondrá en marcha este miércoles 1 de diciembre hasta el 31 de marzo. De esta manera, se pretende tejer una red social de ayuda y atención a las personas que duermen en la calle durante el invierno.

El protocolo, que puede ir más allá de marzo según las condiciones meteorológicas, tiene como objetivo de establecer vías de coordinación interinstitucional, servicios especiales y flexibilidad de horarios y de normas de acogida para dar mayor y mejor cobertura a las personas que por diversas circunstancias se encuentran pernoctando en la calle durante este periodo, evitando situaciones de emergencia socio-sanitaria.

La firma de este protocolo de ‘Ola de frío’ de Cáceres ha tenido lugar este lunes con la presencia del alcalde la ciudad, Luis Salaya, y representantes del Instituto Municipal de Asuntos Sociales (IMAS), Cáritas Diocesana Coria-Cáceres, Cruz Roja, DYA Social, Policía Local, Policía Nacional, la Obra Social ‘La Milagrosa’ de las Hijas de la Caridad, y el Banco de Alimentos, que se incorpora de forma institución a este protocolo que se puso en marcha en 2008.

Asimismo, se ha sellado el convenio entre el Ayuntamiento y Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres para el mantenimiento del Centro de Emergencia Social, que vuelve a situarse en las instalaciones de la calle Ríos Verdes. Así, Cáritas recibirá una subvención de 21.000 euros para su funcionamiento, que irá gestionará para servicios como el de alimentación, personal, limpieza, lavandería, menaje de hogar y cocina. El Centro Vida, que la entidad tiene en las inmediaciones de la estación de Renfe, también ha recibido en el año 2021 una subvención municipal de 50.000 euros.

Este protocolo establece dos centros de referencia para estas personas sin hogar, ambos gestionados por Cáritas Diocesana con el apoyo económico del Ayuntamiento de Cáceres. Así, como otros años estará activo el Centro Vida, ubicado junto a la estación de Renfe, al que podrán ir en horario de 10:00 a 13:30 horas y de 16:30 a 21:00 horas. A partir de esta hora o cuando no tengan plaza se les atenderá en el Centro de Emergencia Social.

Dicho centro está disponible cuando los otros estén completos, e incluye también alojamiento, recursos básicos de higiene, desayuno, y recursos para que las personas sin hogar inicien un proceso de inserción. Dispone de 10 plazas, ocho para hombre y dos para mujeres.

Tras la firma del acuerdo, Salaya ha querido agradecer el trabajo «fundamental» que realizan todas estas entidades para atender a estas personas.  

Dos vías de actuación

En ese sentido, ha explicado que los servicios sociales de Cáceres trabajan en dos vías: una durante el invierno con el protocolo de la ‘Ola de frío’, una estación en la que las organizaciones son de vital importancia; y otra en el trabajo continuo de atención a las personas sin hogar.

Desde el IMAS se presta un servicio de información de los dos recursos residenciales a los que se puede ocupar y, si ambos están ocupados, se valora la derivación a hostales o pensiones cuando están llenos, «para no dejar a nadie en la calle», ha destacado el regidor. Igualmente, se evalúan los casos para saber si es necesario poner en marcha el protocolo de empadronamiento para las personas sin hogar que aprobó en 2019 el ayuntamiento.

Después, los cuerpos y fuerzas de seguridad derivarán e informarán, durante los fines de semana y cuando el IMAS no esté abierto, a las personas sin hogar sobre los recursos de los que disponen. La atención in situ durante la noche la realizan Cruz Roja y DYA Extremadura, y el Banco de Alimentos de Cáceres donará alimentos del Fondo Estatal de Garantía Agraria o de sus propios recursos a DYA para su reparto, ya que Cruz Roja tiene los suyos propios.

Para terminar, la Obra Social ‘La Milagrosa’ de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl también reparte alimentos y mantas a las personas que lo necesiten.

Tras la firma del protocolo, el director de Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres, Damián Niso, ha puesto en valor la colaboración de todas las entidades que atienden a estas personas sin hogar. Además, ha indicado que se va a volver a la dinámica de antes de la pandemia, por lo que ya no funcionará el centro que se abrió en la calle Clavellinas.

Por su parte, el presidente del Banco de Alimentos, Juan Carlos Fernández Rincón, ha explicado que la colaboración de la entidad se remonta a otros años pero no estaba presente en la firma,  por lo que ha resaltado su incorporación al protocolo de forma institucional. Esta entidad colabora con la cesión de leche, galletas, café o cacao para repartir entre las personas sin hogar por la noche.

Datos de 2020

Con respecto a los datos del año pasado, el Centro de Emergencia Social tuvo 9 plazas ocupadas durante todo el período, y se atendió a 54 personas. El Centro Vida tuvo 24 plazas ocupadas; Cruz Roja dispuso de 49 personas voluntarias y realizó 380 atenciones a 38 usuarios, mientras que DYA llevó a cano un total de 370 atenciones.

La Asociación Obra Social ‘La Milagrosa’ dio una media de 100 comidas diarias, servicio de ropero, productos de higiene y aseo personal y repartió cenas navideñas a 110 personas, y el IMAS tramitó 133 alojamientos alternativos en hostales y pensiones. 

FuenteAvuelapluma/Europa Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí