Planes para la atención al duelo y para prevenir problemas de salud mental

La comunidad autónoma de Extremadura pondrá en marcha el próximo mes de mayo un programa de atención al duelo para personas que hayan perdido algún familiar. Este programa se complementará además con otro de prevención de problemas de salud mental provocados de la pandemia de COVID-19.

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha lo ha presentado este martes en rueda de prensa en Mérida y ha adelantado que se pondrá en marcha a partir del 1 de mayo.

Este programa está enfocado a las personas que hayan perdido algún ser querido y que no hayan podido despedirse dado el estado de alarma.

Si estas personas presentan criterios que “hagan detectar un duelo patológico”, podrán ser abordados por su médico de cabecera o derivados a las unidades de salud mental. En las mimas se va “a reformar la psicoterapia para que puedan elaborar el duelo de mejor manera”, ha declarado.

Vergeles ha subrayado la necesidad de “prevenir las complicaciones de determinados duelos”. En este sentido, es necesario “intensificar las intervenciones terapéuticas en los trastornos de salud mental”. Esto es así porque durante el confinamiento ha habido personas con trastorno de salud mental grave “que requieren de un seguimiento muy intenso”, y en las que hay que hacer “especial énfasis”.

Prevenir problemas de salud mental

Por otro lado, el programa de prevención de problemas de salud mental debido al coronavirus se pondrá en marcha durante mes de mayo. Este plan tiene como base que que “la mortalidad que se está produciendo, y las cifras que detrás tienen personas”. Además, el aislamiento domiciliario puede producir la “falta de apoyo emocional y social”, así como las pérdidas económicas y de empleo. Todo esto tiene añadido “un riesgo psicosocial para la población que tenemos que calibrar bien y explorar“, ha detallado el consejero de Sanidad.

Vergeles ha subrayado que durante la pandemia además ha estado habilitado acompañamiento psicológico telefónico, con más de 60 atenciones, de los que 10 han sido por elaboración de un duelo.

En esta línea, el consejero de Sanidad ha explicado también que durante la fase de desescalada se enfatizará en las unidades de salud mental. Esto tiene como objetivo “la prevención primaria y secundaria de los trastornos mentales relacionados con el afrontamiento de la pandemia”, dado que pueden provocar ansiedad, problemas del estado de humor u otras consecuencia.

Hay que decir que en este proceso la Junta de Extremadura va “a poner especial énfasis en la población infantil y juvenil”, porque “no es por casualidad” que este colectivo haya sido el primero en poder salir desde este pasado domingo.

Para finalizar, el consejero de Sanidad ha avanzado que para evitar el deterioro cognitivo se ha puesto en marcha otro programa para que “aquellas personas mayores que han estado aisladas en sus domicilios o en sus residencias de mayores, disminuyan ese deterioro y promuevan la autonomía de la persona”. Así, se va a fomentar el ejercicio físico “más reglado” y fomento de actividades “para ganar en autonomía personal” que hayan podido perder durante la fase de confinamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here