Otoño. La bruja circe

La bruja Circe

Muchas veces comparto con vosotros mis reflexiones o mensajes de ánimo y apoyo, hoy toca hablar del otoño.

En todas las tierras de la península el otoño es un ser amable y dorado, desde las laderas de Jerte o los informes en Extremadura hasta los increíbles bosques viejos de Montseny o el delta del Ebro. De Sur a Norte de Oeste a Este, hay belleza y vida latiendo en el otoño.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Valle del Jerte – Vallecereza (@valledeljerte)

El otoño ha sido siempre para mí la estación preferida, tiempo en que se encienden los dorados y rojos colores de la madre que me calman e inspiran. En otoño aprendo de las hojas a dejarme llevar por las circunstancias y a abonar el futuro. Del árbol aprendo, calma, constancia paciencia y a aprovechar la fuerza de mis raíces y darme tiempo a crecer por dentro.

En los otoños de mi infancia aprendí como renace la hierba tras la lluvia en el suelo agostado del verano. Después ame los bosques y paisajes visitados por corzos esquivos, por ciervos asustadizos y arrogantes o por los despistados zorros nuevos recién separados de sus madres. En el suelo inscritas las sendas de jabalíes atrevidos y astutos que hozan bajo los robles y encinas.

Del otoño amo el olor de las setas que nacen arropadas por un manto de hojas, secas pero mojadas. Me enamora el otoño de súbitas tormentas y vientos rebeldes que nos traen los pájaros que bajan del norte, las grullas de los llanos, el gracioso martín pescador o los diminutos insectívoros a los búhos cárabos y lechuzas y otras rapaces nocturnas.

Hoy doy la bienvenida a este otoño.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here