Nueve funciones protagonizan la última semana del Clásico de Cáceres

Ana Zamora, directora de la compañía Nao de Amores, firma la adaptación de la obra de Cervantes Numancia, uno de los platos fuertes de la última semana del Festival de Teatro Clásico de Cáceres, «que ofrecerá hasta el domingo nueve funciones y una sesión cinematográfica», informa la organización en nota de prensa.

El montaje de Numancia subirá al escenario de la plaza de las Veletas el sábado a las 22:30 horas y en ella, la directora de la compañía Nao de D’Amores, «una de las más prestigiosas de España», retrata la historia de «un mito nacional: la resistencia de la comunidad hispana frente al poder de Roma que la sitúa en el conocido como cerco de Numancia«.

La Compañía Nacional de Teatro Clásico Zamora invitó a Ana Zamora para montar esta pieza de Cervantes, siendo la primera vez que esta compañía pone en escena este texto en sus 30 años de historia.  

La obra, explica la directora, es “un ejemplo privilegiado de las teorías cervantinas según Luis Rosales sobre la apropiación de la libertad, que se articulan en dos vías diferentes: la libertad personal (que no individual) y la libertad social”. De nuevo, la música llena el espectáculo de Nao D’Amores, que profundiza en la historia del texto y el contexto histórico para componer su banda sonora, que procede de «piezas del Renacimiento, de los cancioneros españoles y los madrigales italianos, de Tomás Luis de Victoria y de las danzas populares», continúa la nota.

Yo, la peor del mundo 

Un día antes de Numancia, el viernes, llegará al Clásico de Cáceres «un sorprendente musical en torno a la poetisa y prosista vasco-mejicana Sor Juana Inés de la Cruz, Yo, la peor del mundo (plaza de las Veletas, 22:30)». El montaje describe la lucha de la mujer frente a la moral católica, haciendo hincapié en el feminismo de Sor Juana Inés.

Así, a través de «la fuerza de sus versos, esta monja y escritora, según la versión de Antonio Muñoz de Mesa, hechiza a la corte colonial mexicana de un Imperio decadente, donde se convierte en amante de los poderosos, musa del Siglo de Oro y víctima de una Iglesia que no puede someter su espíritu rebelde».

Olga Margallo dirige este montaje de Vaivén Producciones, que da como resultado «un espectáculo vitalista, contagiado del color, la música, la belleza y la imaginación de una mujer que fue un genio en su tiempo y que sigue asombrándonos en el nuestro», explica la nota.

El domingo se despide La escena clásica con Amo y criado (Donde hay agravios no hay celos) de Rojas Zorrilla. Este espectáculo, que viene de Colombia, del Teatro Libre de Bogotá, Teatro Mayor y Clásicos en Alcalá la dirige Eduardo Vasco, de Noviembre Teatro, uno de los habituales en el festival cacereño.

Vasco tomó la decisión de mantener el título tradicional que utilizaban las grandes compañías de los siglos XIX y XX, «ya que es la relación entre ambos personajes y los equívocos que producen los que definen la acción y constituyen el eje sobre el que se mueven los engranajes de esta comedia de capa y espada».

Asimismo, terminan también las representaciones musicales de Las notas clásicas, con el concierto La espera, a cargo de la agrupación extremeña La Spagnoletta (jueves, concatedral de Santa María, 20.30). Se trata de un espectáculo que que es a la vez una narración y un concierto. La historia, leída por la soprano Gloria Jaramillo, cuenta la vida de una mujer que cuenta su día a día mientras aguarda la llegada de su caballero.

El concierto, que se entrecruza con la narración, «es un viaje por el Siglo de Oro que presenta La Spagnoletta, integrada por un contrabajo, un oboe y voz de soprano. El conjunto interpretará piezas de Claudio Monteverdi, Tarquinio Merula, Marc-Antoine Charpentier, Antonio Vivaldi, Juan Hidalgo, José Marín, Gaspar Sanz y una de origen anónimo», informa la organización.

Igualmente, la sección Cine entre bambalinas también finaliza ese mismo jueves con dos proyecciones: «la del cortometraje realizado por los participantes en el taller de creación cinematográfica del festival y la de la película Noviembre, dirigida en 2003 por Achero Mañas», que gira en torno «a un grupo de jóvenes que deciden llevar el teatro a la calle de un modo provocador».

Las piezas clásicas

Dentro de La piezas clásicas, en Esbozos Áureos, los alumnos de la Escuela de Artes Escénicas de Maltravieso representarán el miércoles en el palacio de Carvajal, a las 20:30 horas, fragmentos de Tartufo, de Moliere, e interpretarán las canciones Lo que no cambiará y Shallow.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Gran Teatro CC Oficial (@gran_teatro_cc_oficial)

Ya el viernes el Foro de los Balbos, la Compañía Aura Producciones a las 20:30 horas representará La fábrica de los sueños, escrita por el profesor de la Universidad de Extremadura Florentino Escribano y dirigida por el venezolano Marcos Yepes. La obra está protagonizada por un mago que tiene el poder para que todos los sueños se hagan realidad.

El último estreno del festival, Sex-Amerón, tendrá lugar en El corral de las cigüeñas (24:00 horas) dentro de La noche golfa. «Inspirada en la colección de cuentos eróticos El Decamerón, del escritor italiano del siglo XIV Giovanni Bocaccio, la producción extremeña de Insertus y Cía traslada la trama de la obra al siglo XXI, con el azote de la COVID-19″, continúa la nota. De esta manera, dos jóvenes se refugian en una casa de campo en medio de de una crisis de pareja y, para «recuperar la chispa», utilizarán el método Sex-amerón.

Por último, el patio de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán El Bueno acogerá el domingo a las 20.30 la adaptación del cuento infantil Caperucita Roja, del escritor francés Charles Perrault, que relata «de una forma simpática el tema de la desobediencia para que los niños reflexionen sobre sus comportamientos».

Las entradas para las funciones pueden comprarse en la taquilla del Gran Teatro y a través de la web www.granteatrocc.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí